Bono Joven de Alquiler de 250 euros: cómo solicitarlo y requisitos necesarios

El Gobierno aprueba en el Consejo de Ministros el bono joven de alquiler de 250 euros y el Plan Estatal para el Acceso a la Vivienda 2022-2025, que incluye 1.717 millones de euros en nuevas ayudas, dirigidas a los colectivos más vulnerables.

El bono busca la «emancipación y el acceso a la vivienda digna» y consiste en el pago de una cuantía mensual de 250 euros al mes a los jóvenes entre 18 y 35 años que acrediten obtener rentas de trabajo y que cobren un salario inferior a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), situado en los 23.725,8 euros anuales.

Aunque el Ejecutivo tenía previsto incluir el anteproyecto de ley de vivienda en este paquete regulatorio, la falta del informe preceptivo del Consejo General del Poder Judicial lo ha impedido y solo se va a dar luz verde a un real decreto ley con el plan estatal y el bono joven, según han confirmado a RTVE fuentes del Ministerio de Transportes.

El plan estatal de vivienda 2022-2025 establece un nuevo paquete de ayudas para la población vulnerable, así como para los promotores de vivienda en alquiler asequible. Para su ejecución, el Ministerio suscribirá convenios de colaboración con las comunidades autónomas y condicionará la financiación estatal a que estas cofinancien las medidas en determinados porcentajes que especifica el texto.

El bono, anunciado por Pedro Sánchez en octubre de 2021, está dotado con 200 millones de euros anuales y durará dos años. Su objetivo es «facilitar a los jóvenes el acceso al disfrute de una vivienda digna y adecuada en régimen de alquiler», según informa el Ministerio.

Aquellos que reciban el bono podrán optar también a las ayudas del plan estatal. En el caso de lograr las dos ayudas, la cuantía recibida será de hasta el 40 % de la diferencia entre el alquiler de la vivienda y la ayuda del bono, con el límite conjunto (la suma de las dos subvenciones) del 75 % de la renta del alquiler.

Podrán optar a ello los jóvenes independientemente de si viven solos o en piso compartido, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, calculó que más de 70.000 jóvenes se beneficiarán de la nueva ayuda.

El plan estatal otorgará «especial atención» a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual, a personas vulnerables, sin hogar y a los jóvenes.

Con subvenciones de hasta el 100% de la renta en casos de vulnerabilidad sobrevenida y de colectivos especialmente vulnerables, este plan abunda en el cambio de modelo iniciado en 2013-2016 hacia el fomento del alquiler con carácter prioritario.

Aunque mantiene la limitación de 600 euros de renta, ampliable a 900, del plan anterior (2018-2021), sube las subvenciones del 40 % al 50 % de dicha renta para familias que ingresen tres veces o menos el Iprem.

También prevé ayudas para que los jóvenes menores de 35 años con ingresos inferiores a tres, cuatro o cinco veces el Iprem alquilen o compren casas en pueblos de menos de 10.000 habitantes y medidas para aumentar el parque público de alquiler con viviendas cedidas por la Sareb y otras entidades, empresas y particulares.

Establece además subvenciones para los promotores que fomenten los alojamientos temporales, de modelos cohousing o viviendas colaborativas, de viviendas intergeneracionales y modalidades similares.