Coronavirus: un estudio en el que participa la UCA refleja que nos estamos relajando

Pese a la amenaza de la cuarta ola, las plazas y terrazas de la capital gaditana, de la mano de las buenas temperaturas y las ganas acumuladas de ocio, han estado estos últimos días a rebosar. A rebosar, hay imágenes que hablan por sí solas.

No se sigue hablando de otra cosa: de la pandemia. Si vas a comprar fruta hablas con la frutera del coronavirus. «Hay que ver cómo está la Sierra, chiquillo. Yo conozco a unos cuantos que lo han pillado allí».

Si coincides con un conocido paseando acabas hablando de lo mismo. «A ver si acaba esto de una vez, quedamos para tomar un café y una copa y nos ponemos al día tranquilos». «Qué largo se está haciendo», se suele apuntar.

Una de las voces que suenan en estos últimos tiempos, pese a esa amenaza de la cuarta ola, es que «parece que está la cosa más tranquila». «La cuarta ola, además, no va a ser igual de fuerte que la tercera, seguro», hay quien añade.

Todas estas sensaciones de que nos estamos relajando de un tiempo a esta parte ha sido corroborado por un estudio en el que ha participado la Universidad de Cádiz (UCA) y que viene a decir que ha bajado la preocupación por la pandemia en España y va creciendo la percepción de que ya ha pasado lo peor.

Es el resultado que se desprende de la quinta ronda del estudio ‘COSMO-Spain’, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y coordinado por Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), en colaboración con la Universidad de Murcia y la Universidad de Cádiz.

Se lleva evaluando desde mayo de 2020 distintos aspectos sobre los conocimientos, la percepción de riesgo, las prácticas y la fatiga pandémica de la población, publicándose cada dos meses los resultados de cada ronda de esa encuesta.

En esta quinta ronda, la preocupación de las personas participantes por el coronavirus y sus consecuencias ha disminuido (al 52% les preocupa ‘mucho/muchísimo’, frente al 67 por ciento de la ronda anterior). La percepción de que el virus se propaga ‘rápido’ también es menor (69% frente al 92% de la 4ª ronda), al igual que el sentimiento de depresión (44% frente al 50% anterior), mientras que el sentimiento de miedo se mantiene igual (41% de las personas encuestadas).

Por otro lado, aumenta el porcentaje de personas que creen que lo peor de la pandemia ya ha pasado (por primera vez en todas las rondas supera el 50 por ciento de las respuestas), y disminuye la percepción de que lo peor está aún por venir (23%).

La percepción de gravedad de enfermedad también baja con respecto a las rondas anteriores.

Según los resultados, la denominada autoeficacia también crece y alcanza valores similares a la primera ronda, con un 29 por ciento de personas encuestadas que cree que es fácil evitar el contagio.