Desalojan la calle Alcalá de los Gazules de Cádiz por aglomeraciones, peleas y conducción temeraria

La Policía Local ha intervenido en el desalojo de la calle Alcalá de los Gazules tras recibir una llamada alertando de una gran aglomeración de personas, procediendo a la interposición de varias infracciones de carácter administrativos a las personas allí congregadas, proponiéndose a dos de ellos para infracción por conducción temeraria.

La Policía ha explicado que a las 23.30 horas recibió una primera llamada alertando una gran afluencia de público, procediéndose al desalojo de personas y vehículos del lugar ante la aglomeración existente y el peligro que ello conlleva en la actual situación de alerta sanitaria por el coronavirus.

De madrugada, sobre las 1.15 horas, recibe una nueva llamada dando aviso de que se estaban produciéndose varias peleas en el mismo lugar, desplazándose hasta allí cuatro indicativos de la Policía Local y una Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional. Según ha detallado, se trataba de grupos de personas de otras localidades, tal y como se observó tras la anterior intervención.

Un vehículo intentó abandonar el lugar dándose a la fuga ante la llegada de los agentes, siendo interceptado a los pocos metros por una patrulla y proponiendo al conductor para una infracción por conducción temeraria. Además de ello, se le intervino cautelarmente una barra de metal que tenía en el interior del vehículo.

Del mismo modo, se propuso también para infracción por conducción temeraria al conductor de una motocicleta por hacer piruetas poniendo en grave peligro la seguridad de las personas que se encontraban en el lugar. Ambos conductores, que contaban con toda la documentación en regla, dieron resultado negativo en las pruebas de alcohol y drogas.

Finalmente, los agentes procedieron nuevamente al desalojo de la zona de personas y vehículos por el peligro que ello conlleva debido a la situación de alerta sanitaria.