Desalojada de madrugada la discoteca Momart de la capital gaditana

Agentes de la Policía Nacional de Cádiz procedieron la pasada madrugada, alrededor de las cuatro, al desalojo y cierre de la discoteca Momart, en la punta de San Felipe, por exceso de aforo en su interior y por no respetar las normas de distancia social establecidas por las autoridades competentes en la crisis del coronavirus.

Se ha levantado, según han informado a este medio fuentes policiales, un acta de propuesta de sanción por una infracción administrativa.

Los hechos se han producido cuando el foco de los cuerpos de seguridad de la ciudad está puesto en las celebraciones por el posible ascenso a Primera División del Cádiz este sábado.

No se va a organizar ningún acto oficial, ni por el Club ni por el Ayuntamiento, por prudencia y porque además lo prohíbe la Liga.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía acompañarán la entrada y la salida del autobús del Cádiz al estadio Carranza. Para controlar que todo transcurra con normalidad, el Cuerpo Nacional de Policía contará con tres equipos de la Unidad de Prevención y Reacción y el apoyo de la Unidad de Caballería de Sevilla.

Por su parte, la Guardia Civil de la Comandancia de Cádiz estará pendiente del discurrir de la noche, coordinada con otros Cuerpos policiales y con sus dispositivos preparados para intervenir en caso de que fuera necesario. Asimismo, la Policía Local será la encargada de regular el tráfico con cortes puntuales en los alrededores del Estadio al comienzo y finalización del partido.

Además, en previsión de una posible concentración de aficionados se ha dispuesto colocar vallas en torno a la fuente de Puerta Tierra, lugar de celebración habitual. Se hará lo mismo con la fuente de Plaza de Sevilla.