Detenido ‘El Lute’ de la Sierra de Cádiz: famoso por ocultarse en el monte y aterrorizar a senderistas

Agentes de la Guardia Civil ha detenido en la localidad de Benamahoma, perteneciente a Grazalema, al delincuente conocido en la zona como El Lute, acusado de agredir en la tarde de este pasado miércoles a dos agentes de Medio Ambiente mientras se encontraban de servicio por la zona del arroyo de Benamahoma.

Además, también se le considera el presunto autor de calcinar el vehículo oficial de Medio Ambiente.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los agentes fueron «golpeados con un palo contundente» por el detenido y luego «intentó agredirles con un machete de grandes dimensiones». Así, tras la ausencia de los efectivos, que optaron por abandonar el lugar para evitar la agresión con el arma blanca, calcinó el vehículo oficial.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 18,00 horas de este miércoles cuando dos agentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía prestaban servicio en la zona del arroyo de Benamahoma cerca de la entrada de la localidad.

En esa zona, según ha explicado la Guardia Civil, hay una finca que en la actualidad está «habitada de forma ilegal por el delincuente habitual de la zona conocido como El Lute, quien hace una década se echó al monte donde vivía oculto para eludir a la justicia atemorizando a pastores y senderistas».

Los agentes de Medio Ambiente se encontraban comprobando que el detenido había «practicado una serie de irregularidades bloqueando el curso legal del arroyo para beneficio propio», por lo que debía subsanarse lo antes posible para evitar posibles catástrofes medioambientales con las próximas lluvias.

En ese momento, y sin posibilidad de defenderse, «fueron sorprendidos» por el detenido que, «sin mediar palabra, les agredió en reiteradas ocasiones con un palo contundente para que se marcharan del lugar». Los agentes, que intentaron repeler el ataque, observaron que el detenido «esgrimía un machete de grandes dimensiones con la única intención de agredirles, mientras les amenazaba de muerte».

Ante la violencia ejercida y «teniendo en cuenta sus antecedentes de agresividad indiscriminada con armas blancas y de fuego», los agentes optaron por abandonar el lugar y así salvaguardar su integridad física. De forma inmediata, y aprovechando la ausencia de los agentes, el detenido «prendió fuego al vehículo oficial de Medio Ambiente, dejándolo calcinado en su totalidad».

Por su parte, la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana del El Bosque fue alertada de forma inmediata y organizaron un dispositivo policial para la localización del autor de los hechos. Finalmente, fue detenido en la finca que habita actualmente de forma ilegal y siendo trasladado al acuartelamiento para instrucción de diligencias.