Detenido en la capital gaditana Moisés ‘El Piraña’ por un delito de violencia de género

La Policía Local de Cádiz ha detenido en las últimas horas en la ciudad al peligroso delincuente y atracador Moisés Fernández González, más conocido como El Piraña y que estaba en busca y captura desde hacía varios días debido a un delito de violencia de género por amenazas graves hacia su expareja.

La detención, según ha podido saber este medio, ha tenido lugar en la Plaza de España y El Piraña, que fue sorprendido dentro de un autobús, no opuso resistencia alguna ante los agentes, que tenían fundadas sospechas de que portaba una pistola con la que pudo proceder a las amenazas a su expareja.

Será la costumbre de ser detenido, una costumbre que se une a otra: entrar en prisión. La primera vez que estuvo entre rejas era sólo un niño. Y es que si de casta le viene al galgo, Moisés F.G., el hijo de la Regli, una histórica traficante de la ciudad, de la calle Jabonería del barrio de Santa María, aprendió desde chico a ser malo y a delinquir.

Muchos años después, podemos decir en esta ocasión que la cabra tira al monte, las cosas no han cambiado. En todo caso, giros y giros de 360 grados para acabar volviendo al mismo punto de partida: delinquir y delinquir. Lo dicho, llevaba unos días en busca y captura y este viernes, cuando se subía a un autobús en la plaza de España de la capital gaditana, ha vuelto a ser detenido.

Con permiso de la Policía, quienes mejor conocen a El Moi, como también es conocido, son los comerciantes y empresarios de la ciudad.

Cada vez que aparece en escena, tiemblan los negocios en la capital gaditana. Y es que tiene un amplio bagaje de actuaciones a su espalda y ha sido acusado en varios periodos de tiempo, como allá por 2017, de cometer la mayoría de robos que tenían lugar en Cádiz.

De todo, como en botica: robos con violencia, hurtos, lesiones, agresiones…  incluso un homicidio en grado de tentativa cuando todavía no había cumplido los 20 años. Le clavó un puñal en la cabeza a un policía.

Si merodea por la ciudad, tiene en vilo a los comerciantes gaditanos. En ese año 2017, sin ir más lejos, le identificaron, le arrestaron, se presentó ante el juez y el mismo día para la calle en libertad con cargos. Y en libertad con cargos, otra vez a delinquir.

Acabó siendo pillado y ya se sabe: siempre se repite la misma historia. Fueron pasando los años, sin que tuviera mucho protagonismo en los medios, y ya ha vuelto a aparecer su nombre al ser detenido cuando estaba en busca y captura. Así es El Moi, Moisés El Piraña, el hijo de la Regli… con pistola, pero sin resistirse a ser arrestado una vez más. La calle, los juzgados y la cárcel, a sus 38 años, siguen siendo sus oficinas particulares.

POLICÍA LOCAL

La Policía Local, un día después de procederse a la detención, ha publicado información sobre la misma a través de su página de Facebook.

Este es el escrito:

«En la mañana del viernes una unidad de la Policía Local procedió a la detención de un varón sobre el cual existía una orden de detención, debido a un delito de violencia de género por amenazas graves hacia su expareja.

La unidad localizó al individuo dentro de un autobús urbano y procedió a su identificación, y tras realizar las gestiones pertinentes, procedieron a su detención, adoptando las medidas de seguridad necesarias, tanto para la seguridad de los agentes intervinientes, como para el resto de usuarios. Hasta el lugar se desplazaron dos unidades más de apoyo.

Las amenazas tuvieron lugar la noche anterior, presentando la víctima la correspondiente denuncia en comisaría de Policía Nacional, por lo que la unidad de familia y mujer del cuerpo hermano, dio conocimiento a la Policía Local para colaborar en su búsqueda.

La valoración de riesgo de la víctima, que asigna el programa VioGen, arrojó un nivel «extremo», precisando custodia y protección policial las 24 horas.

El programa VioGen, tras la valoración de riesgo, asigna de manera automática a cada víctima un nivel de riesgo, pudiendo ser «no apreciado», «bajo», «medio» o «extremo», teniendo asignado cada nivel una serie de medidas de protección».