Detenidos 26 jóvenes de distintos puntos de Cádiz en una fiesta ilegal organizada en redes sociales

Imagen de archivo de una fiesta ilegal.

Se suceden las fiestas ilegales, algunas de ellas organizadas a través de las redes sociales, y las fuerzas del orden y las administraciones temen que este tipo de reuniones se multipliquen a partir del próximo 9 de mayo, día en el que está previsto que finalice el estado de alarma en España.

La última de la que se ha tenido conocimiento en la provincia gaditana se ha celebrado en Los Barrios, localidad en la que la Guardia Civil ha denunciado a un total de 26 jóvenes, llegados desde distintos puntos de Cádiz, por celebrar una fiesta organizada a través de las redes sociales y saltarse todas las medidas establecidas por las autoridades sanitarias para hacer frente a la propagación de la Covid-19.

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado domingo, sobre las 03.45 horas, cuando una de las patrullas del Puesto Principal de Los Barrios que prestaba servicio de seguridad ciudadana supo que en una finca de la localidad se encontraba un número elevado de personas que pudieran estar celebrando una fiesta ilegal.

Inmediatamente, los guardias civiles se trasladaron al lugar indicado y observaron a varios jóvenes sin mascarillas, sin mantener la distancia de seguridad, consumiendo alcohol y con el sonido de la música muy elevado.

Varios jóvenes, al observar la llegada de los agentes, trataron de huir saltando el vallado perimetral de la finca para no ser identificados, aunque finalmente identificaron a 26 personas y les informaron de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias. Todos ellos manifestaron conocerlas, por lo que los agentes procedieron a la instrucción de los pertinentes expedientes del Real Decreto Ley 21/2020, de 04 de agosto.

Los 26 jóvenes son todos mayores de edad y se les expedienta por no guardar las distancias mínimas de seguridad entre personas, por uso inadecuado de las mascarillas o por saltarse el toque de queda establecido, entre otras.

Se da la circunstancia que los jóvenes eran de distintas localidades de la provincia y muchos de ellos manifestaron a los guardias civiles que la fiesta se había organizado a través de las redes sociales.

Estas fiestas ilegales no sólo se producen en tierras gaditanas. De hecho, proliferan en varias zonas de España.

En Logroño, por ir muy lejos, la Policía Local ha informado de que desalojó, el sábado por la tarde, un restaurante del centro la ciudad en el que se estaba celebrando una fiesta con 118 personas cuando el aforo permitido era de 67.

Los agentes acudieron al lugar después de las quejas vecinales y se encontraron con una fiesta con música en vivo y varias personas bailando sin ningún tipo de seguridad, así como un gran número de personas sin mascarilla.

Tanto los responsables del establecimiento como aquellos asistentes con los que se constató que infringían la norma han sido propuestos para sanción.