El Ayuntamiento de Cádiz denuncia el cierre de dos líneas educativas en centros públicos de la ciudad

La concejala de Enseñanza, Ana Fernández, ha denunciado el cierre de dos líneas educativas en centros públicos de la ciudad de cara al próximo curso. En concreto, en las terceras sesiones de las comisiones de escolarización llevadas a cabo esta semana dentro del programa que tiene la Junta de Andalucía para la matriculación de Primaria se ha informado de la supresión de una línea en el colegio Carlos III y otra en el colegio Inmaculada de la capital.

Fernández ha reiterado que desde el Gobierno local «estamos en contra de que se cierre cualquier línea de la pública» y cree que este tipo de recortes «no se hacen de forma casual», pues «también hay que denunciar que San Felipe Neri tiene cuatro líneas de infantil y una tiene sólo cuatro alumnos y sin embargo están protegidas por el concierto. Desde hace tiempo venimos pidiendo que se revise».

Así, «volvemos a ver cómo existe una diferencia entre la pública y la concertada debido a un concierto que se mantiene pero que está obsoleto», ha subrayado.

Por otro lado, «nos encontramos con cuestiones no reglamentadas, como los centros escolares con líneas mixtas a los que no se permite abrir la matriculación en origen de 25 alumnos y alumnas impidiendo que las líneas mixtas se recuperen de un año para otro. Por ello, «seguimos pidiéndole a la Junta que dé respuesta a los institutos que han pedido ampliación de líneas», ya que «este año no hay evaluación en septiembre salvo para Bachillerato y los padres tienen que saberlo antes de julio».

Además, «si la Junta amplía líneas se tiene que incorporar personal, por lo que por respeto a la propia organización de los centros queremos que haya una respuesta antes de que termine el mes de julio», ha indicado la edil.

Ante todas estas cuestiones, Ana Fernández ha destacado que «la sensación que tenemos desde el Ayuntamiento y que es compartida con el profesorado y la comunidad educativa es que estas comisiones son una herramienta inútil donde no se decide nada y en las que sólo se trasladan los datos que la Junta administra», mientras «se siguen tomando medidas que perjudican a la escuela pública».

Por todo lo anterior, «pedimos a la Junta que no cierre ninguna línea de la pública y que habilite los mecanismos que sean necesarios para que se facilite el derecho a decidir de los padres y madres que en este caso se han decidido por la escuela pública, tanto permitiendo las matrículas en centros con líneas mixtas para que se conviertan en ordinarias como en los que han decidido matricular a sus hijos en los centros de secundaria y de Bachillerato para que se habiliten estas nuevas líneas», ha finalizado.