El Senado respalda la candidatura del Carnaval de Cádiz como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El Pleno del Senado ha respaldado este miércoles por amplia mayoría una moción defendida por los senadores socialistas por Cádiz Alfonso Moscoso y Cándida Verdier, por la que la Cámara Alta insta al Gobierno a apoyar la candidatura del Carnaval de Cádiz como parte del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco.

Durante su intervención, Alfonso Moscoso ha mostrado «su satisfacción» por el consenso alcanzado en torno a esta iniciativa a la que se han sumado administraciones y distintas asociaciones, según ha recogido el partido en un comunicado, donde ha añadido que en ella se recoge la propuesta del Aula de Cultura de la Universidad de Cádiz y de la Cátedra del Carnaval de la UCA, única cátedra universitaria sobre este asunto en Europa.

El senador del PSOE ha asegurado que esta manifestación cultural «única y genuina», nacida en la ciudad de Cádiz hace más de cuatro siglos, «es mucho más que una expresión musical». «Es una obra popular y colectiva, una actividad que todo un pueblo vive y transmite. Una tradición que no solo permanece, sino que se fortalece y amplía su patrimonio cada año y que supera los reducidos límites de esta ciudad trimilenaria», ha subrayado.

El Carnaval de Cádiz está inscrito en el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía y fue declarado Bien de Interés Cultural por la Junta, así como acontecimiento de Interés Turístico Internacional por la masiva afluencia de visitantes de dentro y de fuera de España.

Moscoso ha incidido en que se trata de «una manifestación única de la expresión popular con una creatividad que no se da en ninguna parte del mundo».

«Estamos hablando de agrupaciones que tienen que ser diferentes todos los años, con letras y músicas originales». «Hay artistas de primer nivel como Alejandro Sanz, Manuel Carrasco y otros muchos que empiezan a cantar coplas de carnaval y se declaran admiradores de los autores del carnaval», ha detallado.

FLAMENCO Y CARNAVAL

El senador gaditano también se ha referido a que hace ya doce años que la Unesco declaró el flamenco, «la gran música de Andalucía», patrimonio Inmaterial de la Humanidad, a propuesta de un gobierno socialista en Andalucía, y ha recalcado que «el Carnaval de Cádiz es otra manifestación musical, cultural y literaria de Andalucía, única en España, que merece el mismo reconocimiento».

Por su parte, la senadora gaditana Cándida Verdier, durante su intervención ante el pleno de la Cámara Alta, ha subrayado que «reivindicar el carnaval como patrimonio de la humanidad no es más que constatar lo evidente: que el carnaval pertenece a las personas, que el carnaval se nutre del ingenio de quienes deciden exponer sus ideas, de quienes deciden hacer crítica desde la risa, de quienes sienten en la piel lo injusto o lo alegre, el piropo a su tierra o el dolor por ella».

«Más despacio de lo que debería, el carnaval va acogiendo más mujeres, va siendo más diverso, va creciendo un poco más», ha detallado, «reivindicar de nuevo que sea patrimonio de la humanidad es reivindicar que sea patrimonio de todas, de todas las personas».

Además, Cándida Verdier ha apuntado que «en el carnaval, no sobra nadie, pero faltan voces: nombres de mujer, canteras a las que estimular, sabor de minorías y celebración de lo auténtico que no debe dejarse mimetizar por costumbres que impongan el mercado y sus reglas».

«Ahora, más que nunca, el carnaval debe seguir dando pasos en la dirección necesaria de incluirnos a todas, de escucharnos a todas, pues toda persona con voz, toda persona que quiera ser escuchada, debe tener un hueco en el carnaval», ha apelado.

La senadora socialista ha puesto el acento en que «el carnaval, el de aquí y el de allá, también fue siempre arte y resiliencia», que «vive en las personas de mi tierra y trae cada año las voces de quienes luchan, lucharon y lucharán; la carcajada de quienes esperan y el quejío de quienes desesperan; siempre actual y siempre fuera de tiempo, el que contempla el futuro como el único concurso posible y a la libertad como la mejor de nuestras agrupaciones callejeras».

Para finalizar, Verdier ha añadido que esta manifestación artística popular «a todos y a todas nos pertenece, a las gaditanas y a los gaditanos, a los andaluces y a las andaluzas, a las españolas y a los españoles. Ahora sólo queremos que sea, oficialmente, de toda la humanidad que le dio la vida».

Terminado el debate y producida la votación, la moción socialista, a la que se ha incorporado una enmienda del Grupo Popular, ha recibido el apoyo de la Cámara, con 233 votos a favor y 15 abstenciones.