El Vaticano toma “debida nota” de la gestión y estilo de vida del obispo de Cádiz

El obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, parece estar contra las cuerdas debido a su gestión y su criticado estilo de vida.

El embajador del papa Francisco en España, según se asegura desde el diario Público,“ha tomado nota” del comportamiento neoliberal de Zornoza.

Y no sólo el Vaticano ha movida ficha. Un juzgado de Barbate ha llamado a declarar como testigos a los dos anteriores ecónomos de la Diócesis para que aclaren los movimientos de las cuentas de las rentas de tierras de la capellanía de Vejer de la Frontera.

Los hechos son frutos de una pelea que viene de largo y que tiene como gran combatiente el Grupo Cristiano de Reflexión-Acción de Cádiz, que ha tenido que enviar a lo largo de un año hasta tres escritos suscritos por unas 300 personas para que el embajador de la Santa Sede en España haya tenido a bien atender las demandas.

En una carta fechada el pasado 7 de junio, Bernardito Auza refiere el “acuse de recibo” de esas comunicaciones y asegura que “se ha tomado la debida nota y se ha prestado la debida atención a todo cuanto en ellas se significa”.

Sobre la mesa del Vaticano y de la Justicia están ya los despidos de una veintena de trabajadores del obispado y Cáritas de Cádiz, los desahucios de longevos inquilinos de viviendas propiedad de la diócesis y la defenestración del sacerdote que ha abanderado la lucha contra la gestión del obispo Rafael Zornoza Boy.

Y es que el obispo de Cádiz, según se ha criticado por activa y por pasiva, parece estar en las antípodas del mensaje evangélico que llama a vivir con sencillez, exento de lujos y alejado de la pomposidad y la comodidad.

Rafael Zornoza ha protagonizado distintas polémicas que han tenido reflejo en los medios de comunicación a nivel nacional.