El verano comienza con agua en la capital gaditana

Un tempranero chaparrón ha sorprendido a mucha gente desayunando en las terrazas de los bares.

Y es que el verano, que se inició este pasado martes, ha dado sus primeros pasos con el agua como protagonista en la capital gaditana y otros puntos de la provincia.

Podría haber más lluvias durante la jornada. Así se apunta desde Andaluza de Meteorología (Andalmet): «Miércoles 22 de junio. Aumento de la nubosidad de tipo bajo por el oeste, sin descartar algunas gotillas sueltas en Huelva ,oeste de Sevilla y litoral gaditano, muy poco. En el resto poca nubosidad cuanto más hacia el este».

«Las temperaturas continuarán bajando de manera moderada», se añade desde Andalmet.

Las altas temperaturas, la ola de calor de la pasada semana, quedan atrás. Y para estos días se espera un descenso en los termómetros que se notará especialmente por las tardes y por las noches. Rebequita para horas vespertinas y a dormir sin agobios.

ASÍ SE PRESENTA EL VERANO

Andalucía afronta un verano más cálido de lo normal y con menos precipitaciones, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha precisado que la primavera ha sido muy cálida, con un mes de mayo «extremadamente cálido» en la comunidad, donde la temperatura media ha sido 20,5 grados centígrados, tres grados por encima del promedio, siendo el tercer máximo registro histórico.

El delegado de la Aemet en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, ha explicado que después de una primavera que «consideramos cálida, particularmente porque en el mes de mayo las temperaturas fueron muy altas e incluso hubo días en los que se alcanzaron los 41 grados en Sevilla, lo que se considera una efeméride, esperamos un verano también caracterizado por temperaturas superiores a lo normal y prácticamente con ausencia de precipitaciones».

Así, el verano, que ha comenzado este pasado martes a las 11.14 horas, llega tras la duodécima primavera más cálida desde 1961 y novena del siglo XXI, con episodios fríos a comienzos de abril, que hicieron que, desde que hay datos, Córdoba no alcanzase por primera vez los 10 grados centígrados en una día de abril. Además, el mes de marzo ha sido frío o muy frío en Andalucía, salvo en Málaga y Almería, donde ha sido normal.

Por su parte, hubo un episodio extraordinariamente cálido entre los días 20 y 22 de mayo, con efemérides como los 40,3 grados que se alcanzaron en Jaén el 20 de mayo -la anterior era 38,4 grados el 17 de mayo de 2006-, o los 41 grados a los que se llegó ese mismo día en Sevilla-San Pablo, 0,2 décimas más que el récord anterior a mediados de mayo de 2015.

Asimismo, la primera quincena de junio ha sido la más cálida de la serie en el país, con un ola de calor temprana entre el 12 y el 18 de junio, «probablemente la ola de calor más intensa de las que han comenzado antes del 15 de junio», según apunta la Aemet.

En lo que respecta al carácter pluviométrico en Andalucía, marzo ha sido un mes extremadamente húmedo o muy húmedo, con un 764% más de precipitaciones en Almería respecto a la media climatológica, mientras que abril ha tenido un carácter variable, de seco en Málaga a muy húmedo en Almería, y mayo un mes muy seco en general, con un 293% más de precipitación sobre la media mensual en Almería y, por el contrario, muy seco en Cádiz, Granada o Jaén.