Falta de respeto al coronavirus en la capital gaditana: aglomeraciones, botellones y desalojos

El respeto al coronavirus se está perdiendo por parte de algunos sectores de edad en la capital gaditana. El foco se pone sobre la actitud de los más jóvenes, que pese a no estar vacunados ya saben que sus mayores sí lo están y no se están cortando un pelo a la hora de disfrutar del verano.

De reuniones que podrían pasar desapercibidas a auténticos desfases. Botellones por todas partes y puntuales intervenciones de la Policía Local ha sido el balance de este pasado fin de semana, con agentes interviniendo en varios desalojos en establecimientos y en la vía pública en el centro histórico de la ciudad, tras recibir varios avisos alertando de la aglomeración de personas consumiendo bebidas en la vía pública y alterando el descanso de los vecinos.

Según ha detallado la Policía, sobre las 1.15 horas del domingo se alertó a las unidades de una concentración de personas en la plaza de la Reina impidiendo el descanso de los vecinos. Dos unidades desplazadas al lugar comprobaron la veracidad de los hechos y procedieron al desalojo de las personas que se encontraban en la plaza por los ruidos que estaban ocasionando y por el consumo de bebidas en la vía pública. Del mismo modo, los agentes desalojaron a una veintena de jóvenes que se encontraban de pie frente a un establecimiento hostelero.

Poco antes de las 2.00 horas se recibió otra llamada de queja por ruidos molestos en la calle José del Toro, desplazándose dos unidades que corroboraron los hechos y dispersaron la concentración de personas que se encontraban a las puertas de un establecimiento que estaba concluyendo su horario permitido.

Los agentes pidieron la documentación al establecimiento para confirmar el aforo, recordándole que, debido al nivel de alerta sanitaria por Covid-19, el consumo en las barras interiores está prohibido.

La Alameda, como otras zonas de la ciudad, amaneció este pasado domingo con restos de botellones. El espacio estaba lleno de bolsas y botellas de la noche anterior, una situación que también normal en la plaza de enfrente del colegio La Mirandilla y en el espacio Entre Catedrales.

Por otro lado, la Policía Local también recibió aviso a las 3.50 horas del sábado de una pelea en la Punta de San Felipe, desplazándose tres indicativos al lugar. Los agentes preguntan a un grupo que aseguró no haberse visto involucrado en la pelea, si bien uno de ellos presentaba una actitud muy excitada, daños en los puños y heridas sangrantes.

También apareció el presunto agredido alegando que le habían cercado, pegado y le habían sustraído objetos personales. Asimismo, indicó que uno de los integrantes del otro grupo poseía un arma blanca con la que le había amenazado. Sin embargo, tras un cacheo a las personas supuestamente implicadas no se localizan ni los objetos personales ni el arma blanca referida.

Ante las lesiones que presentaban y el hecho de no haber presenciado los agentes tales actos, procedieron a la identificación de todos los implicados para la interposición de la correspondiente denuncia y dar parte a los juzgados correspondientes.

DESALOJO DE LA CALLE ALCALÁ DE LOS GAZULES: MUCHOS VISITANTES DE OTRAS LOCALIDADES

Durante la noche del pasado viernes, por otra parte, a las 23:30 horas, la Policía Local recibió una llamada en la que se alertaba de una gran afluencia de público en la calle Alcalá de los Gazules, interponiendo varias infracciones de carácter administrativo.

A la 01:16 se recibe otra llamada alertando de varias peleas en el mismo lugar, teniéndose que desplazar hasta cuatro indicativos de Policía Local y una de la UPR de la Policía Nacional.

Se tratan de grupos de personas de otras localidades tal y como se observa tras la anterior intervención.

Un vehículo intentó abandonar el lugar dándose a la fuga ante la llegada de los agentes, siendo parado a pocos metros por una patrulla. Se propone al conductor por cometer una infracción de conducción temeraria. Además de ello, se le interviene cautelarmente una barra de metal que tenía en el interior del vehículo.

Del mismo modo, se propone por la misma infracción anterior, conducción temeraria, al conductor de una motocicleta por hacer piruetas en el lugar, poniendo el grave peligro la seguridad de las personas que se encontraban en el lugar.

A ambos conductores se les realiza las pruebas de alcohol y drogas, arrojando un resultado negativo, además de comprobar que poseen toda la documentación y que se encuentra en regla.

“Se desaloja el lugar de personas y vehículos ante la gran aglomeración que había y el peligro que conlleva debido a la alerta sanitaria en la que nos encontramos”, apuntó la Policía Local.

LA JORNADA

Andalucía ha registrado este lunes 26 y domingo 25 de julio un total de 4.673 casos de coronavirus, mayor cifra entre ambos días en los últimos cuatro meses y medio (el tiempo que se lleva sin informar de estos días por separado), según datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), que ha contabilizado un muerto, menos que el sábado (seis) y el lunes pasado (cinco).

Por otro lado, la tasa de incidencia acumulada de la comunidad registra 25 días de subidas consecutivas y se sitúa en 512,8 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, que son 14,9 puntos más en 48 horas y 114,3 puntos más en un semana. La región no tenía una tasa tan alta desde el 12 de febrero (583,7).

Los 4.673 casos de este lunes y domingo se registran tras los 5.318 del sábado, los 5.721 del viernes, los 2.949 del jueves, los 3.560 del miércoles, los 3.687 del martes y los 4.103 del lunes y domingo pasado.

Por provincias, Málaga se sitúa nuevamente como la que más casos suma con 1.312, seguida de Sevilla con 860, Cádiz con 767, Granada con 396, Jaén con 346, Almería con 342, Córdoba con 327 y Huelva con 323. El muerto por covid se registra en Córdoba.