Fin de semana movido en Cádiz: tres detenidos y numerosas denuncias por fiestas ilegales

Fin de semana movido para los agentes de la Policía Local de Cádiz, que se han visto obligados a llevar a cabo varias intervenciones tanto a la hora de velar con el estricto cumplimiento de las medidas anticovid como por otros motivos.

Tres personas han sido detenidas en la capital gaditana. Y en la sede de la Jefatura se recibió un buen número de llamadas de vecinos denunciado ruidos en viviendas en las que se estaban llevando a cabo fiestas ilegales.

La primera de las detenciones se produjo el sábado. La Policía Local atendió el aviso del encargado de un bar denunciando que un joven de unos 20 años de edad estaba mostrando una actitud violenta.

Los agentes acudieron hasta el establecimiento y, según se recoge en el atestado, cuando uno de ellos trató de calmarle, el joven intentó arrebatarle el arma de fuego, por lo que fue reducido y detenido por un delito de resistencia grave a la autoridad.

La segunda de las detenciones se produjo pasadas las doce de la noche del domingo. La Policía Local se personó en una casa de la calle Emilio Castelar y procedió sin dilación a la detención de una mujer de 51 años de edad, natural de Badalona, que responde a las iniciales de I.D.M y que se encontraba golpeando insistentemente una de las puertas del bloque y arrojando objetos a la vía pública.

La detención fue por quebrantamiento de condena, incumpliendo una orden de alejamiento hacia su expareja.

La tercera detención se produjo, según ha informado en el Ayuntamiento de Cádiz en una nota de prensa, por un delito contra la salud pública.

Los agentes procedieron al arresto de un joven de 20 años de edad, A.M.B., tras ser pillado intercambiando droga por dinero en la calle Poeta Nieto de Extramuros.

LLAMADAS A LA JEFATURA

Desde la Jefatura de la Policía Local se ha precisado que se recibieron numerosas llamadas de vecinos de la ciudad, siempre en horario nocturno, quejándose por ruidos molestos en viviendas donde se estaban celebrando distintas fiestas ilegales.

Las viviendas en las que se estaban produciendo estas fiestas se encontraban en las calles Lepanto, Batalla del Callao, Pintor Zuloaga, Jesús Nazareno, Valenzuela, Pasquín, avenida Marconi, Pintor Clemente de Torres, Pericón de Cádiz, Sopranis, Columela, García de Sola y Cayetano del Toro.