Hallan en Valencia a una mujer asesinada por su pareja que fue vista por última vez en Cádiz

La Policía Nacional ha hallado este pasado viernes en la localidad valenciana de Alcira el cuerpo de una mujer desaparecida en Navidad en San Roque (Cádiz).

Los restos mortales de la víctima se encuentran en un descampado de la localidad y todo apunta a un crimen de violencia machista con flecos internacionales. Según fuentes policiales próximas al caso, la Policía está desenterrando el cuerpo de Jara Rose, nacida en Rusia pero nacionalizada estadounidense.

Se trata de una mujer de unos 40 años que fue vista por última vez en Sotogrande, una urbanización del municipio gaditano de San Roque, el 25 de diciembre. Según las investigaciones, había llegado hasta allí desde Italia por carretera con su marido, un hombre también norteamericano y de 55 años.

La clave que destapó el caso fue que en Sotogrande dejó de mantener comunicaciones. Entonces una amiga residente en Valencia denunció su desaparición el pasado 9 de enero en la comisaría de Abastos. Al presumirse una desaparición preocupante, la Jefatura Superior de Policía de Valencia y la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) Central se pusieron a trabajar.

Al parecer, los agentes han logrado seguir el recorrido de un coche de alquiler hasta lograr ubicar en un terreno en Alcira donde se ocultó el cadáver. Allí ha aparecido un muñón mal enterrado, lo que podría apuntar a un descuartizamiento, si bien eso deberá ser confirmado. El cuerpo está en un zona arbolada conocida como El Torretxó y el acceso en coche está a unos 200 metros del Hospital de La Ribera.

Tras abandonar el cadáver, se presume que el sospechoso regresó a Italia y, desde allí, viajó a Estados Unidos el 11 de enero. Y allí se hallaría en estos momentos si no ha cambiado de ubicación. Se presume que el autor del crimen es Michael Martín H.

A pesar de los diferentes flecos internacionales que presenta la investigación, los restos mortales de la víctima serán sometidos a autopsia en Valencia, en el instituto de Medicina Legal (IML). Todo apunta a que la investigación la dirigirá un juzgado valenciano, al ser en esa ciudad donde se ha interpuesto la denuncia de desaparición y donde, finalmente, han aparecido los primeros restos mortales de la víctima.