Kichi atiende desde Alemania un caso de extrema urgencia ocurrido en Cádiz

«Hoy me voy a la cama y lo haré dedicando estas buenas noches al Alcalde de Cádiz».

Pepe Caucelo Sace, vecino de Cádiz y conocido árbitro de la Real Federación Española de Fútbol, destacó ayer en redes sociales el buen gesto, el detalle, que tuvo con él en particular y con la ciudad en general José María González Kichi.

«Un caso de extrema urgencia ha ocurrido en la ciudad y le llamé por teléfono. Estaba en una reunión en Alemania, le mandé un WhatsApp diciéndole que tenía que hablar con el de manera urgente, ni 30 segundos pasaron y me estaba llamando por teléfono. Caso extremo atendido ¡Increíble!», apuntaba en su escrito de agradecimiento Pepe Caucelo Sace, compartido en su activa cuenta de Facebook.

«Sé que existe en nuestra ciudad un acoso y derribo, ya no solamente a tu gestión política, sino a tu persona, que es lo más doloroso. Quienes te conocemos de verdad sabemos cómo trabajas y lo que te duele tu ciudad…«, destacaba.

«Gracias Alcalde. Buenas Noches Mundo», concluía este vecino de la capital gaditana sin detallar el hecho que le hizo ponerse en contacto con José María González.

Cabe recordar que Kichi, junto a una delegación del Ayuntamiento de Cádiz, ha participado esta semana en el Inmerssive Study Tour (IST) en Munich (Alemania) con el objetivo de aprender e incorporar nuevos recursos a la ciudad para convertir a Cádiz en Capital Ciclista Europea.

«Visitar una ciudad como Munich, que ha hecho de la calidad de sus calles un emblema, se trataba, sin lugar a duda, en un elemento de aprendizaje y de crecimiento que no podíamos rechazar», defendía el alcalde.

Concretamente, la expedición gaditana buscaba incorporar posibles mejoras en dos de los proyectos obtenidos recientemente: el Plan de Resiliencia Next Generation en Movilidad, con un proyecto para incorporar el sistema de alquiler de bicicletas, y la posibilidad de ampliar la participación en otros programas europeos para impulsar la movilidad sostenible en la ciudad.

«Vamos a estas jornadas para aprender del modelo de ciudad de Munich, un modelo sostenible, medioambiental y que combate la emergencia climática con un nuevo paradigma de movilidad, pero también vamos conscientes de que el fin y el objetivo de la política es la felicidad de la gente», explicaba el regidor, que no dudó en atender una llamada importante desde Cádiz mientras se encontraba trabajando en Alemania.