La Guardia Civil reduce con fuerza a una mujer con actitud agresiva en Chiclana


“Lamentable y escandaloso suceso en Chiclana, donde se ve el trato indigno que recibe una migrante residente en esta ciudad, que, al parecer, tiene las facultades mentales deterioradas. Indignante contemplar cómo es tratada públicamente. Alguien debería pedir responsabilidades”.

La cuenta en Twitter Migraciones Cádiz y Ceuta ha denunciado unos hechos que tuvieron lugar en Chiclana días atrás.

“Se trataría de una mujer procedente de Nigeria, que lleva más de treinta años como residente en Chiclana. Este hecho ocurrió hace varios días”, añade Migraciones Cádiz y Ceuta en redes sociales.

La Guardia Civil tiene abierta una investigación interna tras la detención con fuerza por parte de unos agentes del cuerpo.

La mujer, de nacionalidad nigeriana y que arrastra problemas de salud mental por su adicción al alcohol, se mostró muy agresiva y había atacado anteriormente al propietario de un bar, al que golpeó en un ojo.

Los agentes la redujeron por la fuerza y el vídeo se ha hecho viral en las redes sociales.

Por otro lado, los agentes de la Policía Local se han visto obligados a detener a una persona por desobediencia grave y atentado a la autoridad. El Ayuntamiento ha detallado que, tras la denuncia de un vecino por la celebración de una fiesta privada sin las correspondientes medidas de seguridad, los agentes identificaron a las personas presentes, negándose este individuo y manteniendo una actitud agresiva.

La Policía Local de Chiclana ha informado de que, con el objetivo de evitar nuevos contagios de Covid-19 en el municipio, continúa trabajando de cara al cumplimiento de la normativa en vigor en esta materia con distintas actuaciones, sobre todo, durante el horario nocturno y fundamentalmente en la zona de la costa.

En este sentido, a lo largo de este pasado fin de semana, los agentes han interpuesto un total de 147 denuncias relacionadas con la práctica del botellón en espacios públicos.