La Junta dice que se debió actuar hace años para prevenir el virus de la fiebre del Nilo

La viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, ha lamentado el segundo fallecimiento en la provincia de Cádiz causado por un caso del virus de la fiebre del Nilo y ha asegurado que el Gobierno andaluz “está haciendo todo lo que cree que debe hacer y todo lo que se debería haber ido haciendo desde hace muchos años”.

“Todos los ayuntamientos están de acuerdo en que el trabajo conjunto es lo que va a dar la solución para ahora y para dentro de más años”, ha añadido.

En declaraciones a los periodistas en una visita al Hospital de Jerez de la Frontera, García ha incidido en que “desde el Gobierno de la Junta de Andalucía lo que se ha hecho es afrontar un problema que no es de ahora, como bien reconocieron los alcaldes de Sevilla afectados por este tema, sino que viene de años”.

Y es que la Junta de Andalucía ignoró durante años informes para prevenir brotes del virus del Nilo. Científicos del CSIC plantearon hace casi una década controlar la población de mosquitos. Ni la Junta, ni las diputaciones, ni los ayuntamientos llevaron a cabo fumigaciones preventivas que minimizaran el brote más grave de virus del Nilo registrado en España hasta ahora.

“Hemos afrontado la situación y vamos a establecer un plan de prevención, que era lo que tenía que haber esta funcionando con anterioridad, gestionado por las consejerías de Salud y Agricultura, pero de acuerdo con ayuntamientos y diputaciones, porque cada uno tiene unas competencias y una función”, ha afirmado la viceconsejera.

En este sentido, ha añadido que la Junta “además asumió esa segunda fase de trabajos con una empresa para ir actuando en determinadas zonas donde esa empresa decida que la incidencia es mayor”. García ha aseverado que la empresa, de fumigación, tiene presupuesto para estar actuando hasta el 31 de diciembre.

Con los 24 casos registrados de Sevilla, el total en Andalucía se eleva a 29. En cuanto al número de fallecimientos, con los dos producidos en la provincia gaditana, son ya cinco las muertes que han tenido lugar por Fiebre del Nilo en la comunidad andaluza.

El pasado viernes 28 de agosto fallecía un hombre de 70 años que estaba ingresado en UCI del Hospital Universitario Virgen del Rocío. Asimismo, como consecuencia del brote detectado en la comarca del Bajo Guadalquivir, principalmente en Coria del Río y La Puebla del Río, han fallecido otras dos personas: una mujer de 85 años, hospitalizada en el citado centro, y un anciano de 77 años, vecino de La Puebla.

Hasta la semana pasada, en la provincia de Cádiz, este virus, transmitido por la picadura de mosquito, solo había sido detectado en dos aves que fallecieron en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera, un caballo del mismo municipio y otro en Puerto Real.

No obstante, el pasado viernes aparecieron los primeros casos confirmados en tres personas que ingresaron en el hospital de Puerto Real por esta enfermedad, y el sábado se confirmó el cuarto. Por este motivo, se comenzaron a realizar las encuestas epidemiológicas para determinar los municipios afectados y realizar las actuaciones pertinentes.

Hasta el momento en la provincia gaditana han fallecido dos personas, una mujer de 87 años y un hombre de 59 años vecino de Vejer de la Frontera. Ambos estaban ingresado en el Hospital de Puerto Real.

Cabe recordar que la Junta ha establecido este lunes dos zonas de riesgo en la provincia de Cádiz, una situada en el término municipal de Puerto Real y otra en el triángulo formado por los términos municipales de Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas y Medina Sidonia, así como los términos limítrofes, como son Vejer, Conil y Barbate.