La nueva propuesta del Gobierno para el uso de la mascarilla en las playas

¿Mascarillas en la playa? ¿Sí o no? Apenas una semana después de aprobar la norma que impide quitarse la mascarilla en espacio al aire libre, el Gobierno ha enviado a las consejerías de las distintas comunidades autónomas una nueva propuesta para establecer en qué casos se puede estar sin esta medida de seguridad ante el coronavirus.

Sanidad propone ahora el uso de la mascarilla obligatoria en las playas cuando se esté paseando o en situaciones en que no haya distancia de seguridad, mientras que se excluye durante el baño, la práctica de deporte o en los periodos de descanso en un lugar fijo, tanto en el mar como en piscinas y otros espacios acuáticos

La ley de ‘nueva normalidad’ que publicó el BOE el pasado miércoles establecía que en España se debe llevar mascarilla aún manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros en la vía pública y en espacios al aire libre.

La norma se llevó un aluvión de críticas, muy especialmente desde el sector turístico. Y el Gobierno, poco tiempo después, ha reculado.

Sanidad ha preparado una propuesta que trasladará esta tarde a las comunidades por la que, según ha trascendido, se corrige esta obligatoriedad.

El Gobierno propone ahora que el uso de la mascarilla sea obligatorio en las playas cuando se esté paseando o en situaciones en que no haya distancia de seguridad, mientras que se excluye durante el baño, la práctica de deporte o en los periodos de descanso en un lugar fijo, tanto en el mar como en piscinas y otros espacios acuáticos.

Estas son algunas de las propuestas recogidas en el borrador del documento que el Ministerio de Sanidad va a trasladar esta tarde a las comunidades autónomas para “modular”, esto es, corregir, la obligatoriedad del uso de mascarillas que contempla la ley de nueva normalidad incluso cuando se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.

Se pretende acordar la regulación del artículo 6.2 que establece que no será exigible el uso de mascarilla en el caso del ejercicio de deporte individual y permite que se pueda exceptuar el uso de la mascarilla cuando, por la propia naturaleza de las actividades, ese uso resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.