Martínez Ares: «Si el carnaval de 2022 va a ser de abril a junio me entran ganas de sacar Los sumisos»

Siguen produciéndose reacciones a la decisión del Ayuntamiento de Cádiz de aplazar el Carnaval de 2022 al mes de junio.

Una de las últimas, que ha visto la luz en redes sociales hace escasos minutos, ha sido la de Antonio Martínez Ares.

Con una fotografía de sus pies y una playa, típica imagen veraniega que la gente suele compartir de vacaciones, el autor de comparsas ha escrito lo siguiente:

«La ciudad invisible, está ahí, por supuesto, pero si el concurso y el carnaval de 2022 va a ser de abril a junio me entran ganas de sacar Los sumisos. Quién sabe…».

Ya se sabe: a buen entendedor… Y a la reacción de Martínez Ares le está siguiendo un buen número de reacciones. La polémica, eso está más claro que el agua, está servida sobre la mesa del mundo del Carnaval en particular y de la Tacita de Plata en general.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Cádiz hizo público este pasado martes su decisión de aplazar la edición de 2022 al mes de junio y trasladar el inicio del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (COAC) poco después de Semana Santa, en torno al 25 de abril. El Carnaval se celebrará así del 9 al 19 de junio y el consistorio solicitará a la Junta de Andalucía trasladar el festivo local al lunes 13 de junio.

Respecto a la decisión de otras localidades de proseguir con la idea de celebrar el Carnaval en febrero, Lola Cazalilla indica que «con el máximo respeto hacia todos los carnavales, el de Cádiz no tiene parangón y lo que sucede aquí no es comparable con lo que ocurre en otras localidades». «El Carnaval de Cádiz debe estudiarse, valorarse y entenderse con su identidad única», ha indicado.

La concejala de Cultura y Fiestas ha desgranado además algunas de las novedades que figurarán en las bases del concurso a falta de que se presenten de forma definitiva y de que puedan modificarse en algún aspecto.

Por ejemplo, para acceder al Gran Teatro Falla se exigirá a cada componente y figurante de las agrupaciones que presenten certificado de vacunación o test de antígenos realizado en horas previas.

En previsión de que puedan surgir imprevistos que obliguen a reprogramar algunas sesiones, después de la celebración de cada fase del COAC se contemplan varias jornadas sin concurso, dejando así margen temporal para reubicar sesiones que pudieran verse afectadas por situaciones derivadas de la pandemia.

Asimismo, otra de las novedades se refiere a la Gran Final, que en la próxima edición del COAC se dividirá en dos sesiones de ocho agrupaciones como máximo en cada una, a fin de que no se prolongue en exceso una final que habitualmente se celebra en un espacio cerrado como el Gran Teatro Falla y que dura en torno a las 12 horas. El orden y día de actuación se fijará por sorteo puro.

Tres de las novedades que presentarán las bases del concurso han sido propuestas en la primera edición de los foros que han sido asumidas directamente por la Delegación de Cultura y Fiestas para el próximo COAC. Todas tienen que ver con el jurado oficial.

Por un lado, se establecerá un jurado independiente por modalidad que se reunirán en grupos burbuja bajo la dirección, todos ellos, de la presidencia del jurado, que deberá nombrar, a su vez, a una vicepresidencia de entre quienes conformen el jurado para que ejerza en sustitución la presidencia si es necesario ante cualquier eventualidad. Por otro, se va a añadir un nuevo baremo de puntuación bajo el concepto de valoración general que tratará de recoger aspectos no técnicos en la percepción de las agrupaciones. Además, se introduce el voto de calidad del presidente.