Maype, un clásico de Cádiz, cierra sus puertas tras el fallecimiento del pastelero José Antonio Rosas

La confitería Maype, un clásico de la capital gaditana con muchos años de vida en la calle Corneta Soto Guerrero, rebautizada hace poco como calle Emilio López, se encuentra cerrada desde hace unos días tras el fallecimiento del pastelero José Antonio Rosas Sánchez.

Los últimos pasteles que se elaboraron hace ya más de una semana siguen a la vista pese a que el negocio no está abierto. Y está por ver si trata de un cierre temporal o el tiempo dicta que sea un adiós definitivo.

Las empleadas, de momento, según ha podido saber este medio, se han ido al paro a la espera de lo que ocurra finalmente con la singular pastelería del centro de la capital gaditana.

La confitería Maype, de ahí el nombre, fue fundada allá por el año 1983 por Manoli Rodríguez y Pepe Pérez, que estuvieron al frente de la pastelería y confitería alrededor de medio siglo. Tras su jubilación, el pastelero y confitero José Antonio Rosas Sánchez cogió las riendas y se puso al frente del histórico negocio.

De una u otra manera, y a la espera de que se confirme o se despeje un cierre definitivo, Cádiz dice adiós a uno de los negocios más tradicionales, muy demandado tanto por los vecinos de la ciudad como por los visitantes.

Hablamos de un local que seguía conservando los grandes recipientes de cristal para almacenar un surtido de caramelos artesanales que llamaban mucho la atención, al igual que el surtido de bombones… de los más valorados y variados de Andalucía.

Sus dulces, bollos y galletas nunca pasaron desapercibidos a los golosos ojos de sus clientes.