¿Sabías que Cádiz es la provincia española con más desapariciones?

Una de las provincias españolas con más desapariciones es la de Cádiz, no sólo está entre las más destacadas sino que ocupa la primera posición con denuncias por este motivo.

Según datos del Misterio del Interior de las desapariciones totales más de de la mitad se corresponde con varones y algo más del 40% son mujeres. El 82,76% son de ciudadanos españoles y el 17,24% de extranjeros en situación de alto riesgos.

La actualización de las bases de datos policiales registra un aumento de estas desapariciones por el sumatorio de casos no registrados que no deben quedarse en meros datos estadísticos y ser parte de investigaciones activas que determinen el paradero de la persona.

En muchos casos las pesquisas policiales suelen encontrar a la persona, como ocurrió con la joven de 26 años de San Fernando, María de la Salud Ibáñez, que desapareció de casa el 5 de marzo de 2021 y fue localizada en Jerez de la Frontera el 18 de marzo.

Delgada, con tatuajes, no se sabe más de los motivos de su desaparición pero es de la que concluyó felizmente pues, en otros casos, la persona o no aparece o sólo encuentran el cadáver, en cuyo caso tiene otras implicaciones peores y criminales.

Igualmente se localizó a Diego Antonio Buendía Calderón, de 29 años, que había desaparecido en Algeciras y que motivó, como en casi todos los casos, la alarma de SOS Desaparecidos. No trascendieron más detalles sobre las causas de su eventual desaparición entrando ya en las razones íntimas y personales.

Menos fortuna tuvo Juan Antonio Moreno Corbacho, de 55 años de edad y que desapareció en Algeciras a finales del pasado mes de octubre. Sólo se halló su vehículo en un punto cercano a Los Barrios.

Su cuerpo fue encontrado sin vida según informó la Guardia Civil y como dato simplemente se apuntó que «se había quitado la vida».

Otras desapariciones

Otras desapariciones que terminan trágicamente, en otros puntos de Andalucía, son el de una pareja que se había denunciado su desaparición y que se pudo localizar su vehículo hundido cerca de la rotonda que lleva a la playa de El Espigón en Huelva, en las proximidades de Corrales, cerca de Aljaraque.

El hombre, de 73 años, y la mujer, de 60 años, fueron localizados en el interior sin signos de violencia. Habían salido juntos aquella noche a cenar y no se les volvió a ver más. Fue un ciclista quién localizó lo que parecía el techo de un coche en el agua por lo que buzos de del operativo dispuesto rescataron el Peugeot 308 del agua con los cadáveres de ambos «en principio sin signos de violencia y a la espera que se practique el domingo la autopsia y conocer la causa de la muerte». No se conocen más datos de su muerte ni de las causas.

Otro caso de trágica desaparición es el de Esperanza Macarena Torres Alarcón, de 60 años, vecina de Tomares. Se encontraba desaparecida desde el día 6 de noviembre y su cuerpo fue encontrado en un arroyo de la localidad de Bollullos de la Mitación cerca del polígono industrial PIBO.

Salió a ver al Gran Poder en Sevilla en su regreso a su templo y se perdió la pista de ella. Una unidad de caballería de la Policía Nacional la encontró en el arroyo Majalberraque. La mujer regresó en autobús (M-157) y posiblemente de pasó de parada. Bajó del autobús en Bollullos de la Mitación desorientada y comenzó a caminar en la noche, sufrió una caída y perdió la vida. El cuerpo estaba semioculto por la maleza.

De vuelta a Cádiz

Entre las localidades gaditanas con más desapariciones tenemos a San Roque con 47 casos, Chipiona con 5, Arcos y Algeciras con 4, Jerez con 3 y Villamartín, Bornos y El Bosque con 1, en total acumulados hay 655 casos.

Son desapariciones en Cádiz y Andalucía que terminan trágicamente, en una comunidad autónoma que tiene una alta incidencia en este tipo de casos y, lejos de finalizar felizmente, acaban en tragedia.