Una conductora en estado ebrio invade el carril bici y choca contra un semáforo en Cádiz

«CRÓNICA DE UN SÁBADO NOCHE». Así, con mayúsculas, ha titulado la Policía Local de Cádiz las intervenciones que tuvo que llevar a cabo este pasado fin de semana.

Se relata lo siguiente:

«El turno de noche del sábado 6 de agosto, empezaba con el desarrollo del concierto de Estopa en el interior del recinto del muelle de la ciudad, donde se congregaron alrededor de 9.000 personas. Para dicho evento se dispuso un dispositivo especial compuesto por 8 agentes, con la función de prestar seguridad tanto a la entrada como a la salida del mismo, así como la ordenación y regulación del tráfico de vehículos en las inmediaciones. A la finalización del evento, sobre la 1 de la madrugada, se procedió a peatonalizar de forma momentánea la avenida del Puerto, con el fin de facilitar la salida en masa del público asistente.

A altas horas de la madruga, tuvo lugar un aparatoso accidente, en la avenida Doctor Gómez Ulla, a la altura de la calle Benito Pérez Galdós, donde una conductora invadió el carril bici impactando contra un semáforo, el cual quedó totalmente inutilizado, así como el vehículo, que presentaba graves daños estructurales, siendo retirado por la grúa municipal al no poder circular. La conductora dio positivo en las pruebas de alcoholemia instruyéndose diligencias al superar la tasa recogida en el Código Penal.

A las 02:00h se procedió a la detención de un varón por robo en grado de tentativa. Según la llamada de varios testigos, este accedió a una vivienda en obras, en el barrio de La Viña, escalando por la fachada, siendo sorprendido por los agentes de la Policía Local cuando intentaba huir de dicha vivienda.

Al final de la noche, sobre las 06:30 se produjo una reyerta en la zona de la Punta de San Felipe, donde un joven fue agredido con una botella, teniendo que ser trasladado en ambulancia para valoración y cura».