Una maravillosa cadena humana salva una vida en Sancti Petri

Imagen aportada en el post de José Antonio.

Sancti Petri, persona inconsciente en la orilla. Al llegar unos usuarios (personal médico) que se encontraba disfrutando de una magnífica tarde de playa ya estaban con las maniobras de reanimación. De buenas a primeras se inicia una maravillosa cadena de buen hacer y voluntad“.

José Antonio Rodriguez Santana, trabajador de Cruz Roja, ha compartido a través de las redes sociales una bonita historia que ha contado con la participación de varias personas y que se saldó con un final feliz.

“No nos conocíamos, ni falta que hace, cada cual a realizar sus funciones como si fuera algo que se hace todos los días y que termina con una descarga salvadora del DESA que revierte la parada cardiorrespiratoria“, explica José Antonio.

“De nuevo unas sirenas nos anuncian la llegada del Dccu Chiclana Urgencias. Tranquilidad. Ya está aquí la caballería y dejamos al paciente en sus buenas manos que se lo llevan estabilizado al hospital. Todo esto con la imprescindible colaboración de los compañeros de Protección Civil“, añade con satisfacción.

La persona que tuvo que ser atendida es Jose Manuel Santamaria Santana. Y no tardó en mostrarse muy agradecido, a través del post en Facebook de José Antonio, a esa cadena humana:

Soy José Manuel, la persona que tuvo la suerte de que todos vosotros estuvieseis ahí en ese momento, y que os debe literalmente la vida. Quiero que sepáis que me encuentro muy bien, estoy en UCI, pero en breve subo ya a planta. Es imposible a través de un mensaje agradeceros lo que habéis hecho por mí, pero quiero que sepáis que vuelvo a tener hijos, esposa, madre, hermana, cuñados… gracias a todos vosotros habiendo vuelto a nacer. Quiero poner en valor todo vuestro trabajo y agradeceros a todos y cada uno de vosotros la labor realizada. ¡OS QUIERO!”.

También su hermana, Virginia Santamaria Santana, ha querido dar las gracias a toda esa cadena de personas:

“Yo soy su hermana y pongo en mi boca las palabras de mi hermano…muchísimas gracias a todos… y por supuesto a mi sobrino, que comenzó esa cadena de buen hacer… muchísimas gracias a todos… sin esta cadena no sé qué hubiera pasado…”.