¿Alarmismo? Estados Unidos advierte del peligro real de una “guerra nuclear”

Puede parecer como algo del pasado, algo que no podría suceder hoy día, en pleno siglo XXI, pero es una amenaza que ha lanzado Estados Unidos y que maquillado como “advertencia” expone el peligro real de una guerra nuclear.

Vivimos en un tiempo en el que internet, las comunicaciones, la Tierra como “aldea global”, se ha impuesto, todo parece accesible y cercano pero no deja de ser preocupante que en muchos aspectos aún haya terribles conflictos entre países, la “guerra comercial” entre China y Estados Unidos con el coronavirus en medio; Rusia y Estados Unidos por las continuas disputas heredadas de la “Guerra Fría” o de los muchos intereses en el mundo en pequeños países con los que juega en el eterno tablero de la geopolítica.

Normalmente son los analistas de cada país los que indican los peligros reales a los que se enfrenta la sociedad y el país en cuestión y en este caso ha sido desde el Departamento de Defensa de los Estados Unidos desde donde se ha indicado que el peligro de una guerra nuclear en el mundo es cierto y aumenta por días.

Te Interesa:  ¿Cuántas Cádiz hay en el mundo?

Se trata de un documento que ha sido publicado a solicitud de la Federación de Científicos de Estados Unidos y en el que una serie de militares indican: “Desde 2010, ningún potencial adversario ha reducido el papel de las armas nucleares en su estrategia de seguridad nacional ni la cantidad de armas nucleares de las que disponen”.

Potencias rivales

En el documento se señala a una serie de países que en las últimas décadas han aumentado su potencial en cuanto a armamento nuclear, algunos países más estables que otros y es lo que preocupa. China, Rusia, Irán o Corea del Norte, por no hablar de India o Pakistán, son potencias que se consideran “peligrosas” y enemigas de los Estados Unidos y que, llegado el caso, no dudarían de hacer uso de este tipo de armas según informaciones de los servicios secretos. Advierten estos mismos que es un “riesgo creciente” el de la “guerra nuclear” entre estas potencias del mundo que tiene una incidencia directa sobre el resto de naciones y habitantes del planeta.

Te Interesa:  La grave disminución de golondrinas y gorriones en España

“En varias partes del mundo hay una probabilidad de conflictos regionales que involucren a adversarios con armas nucleares y la probabilidad de que estalle un conflicto” indica el informe haciendo un repaso de la actividad militar de Estados Unidos y donde se le señala por aportar por la estabilidad global y tener un mundo alejado de las armas nucleares que, todas esas naciones -según el informe- desean lo contrario. El principal problema para llevar a cabo ese alejamiento es el denominado como desarme nuclear.

La estrategia nuclear de los Estados Unidos es destacada en cuanto a fuerzas y operaciones a la vez que indica que se hacen esfuerzos para reducir las armas nucleares y “nada de esto ha sido reducido”. La defensa pasiva y activa como elemento disuasorio debe ser básico y más cuando se está hablando de armas de destrucción masiva allá donde “reducir la probabilidad de que un adversario logre beneficios”.

El peligro de China

Dadas las tensiones con China, sobre todo en cuanto a la guerra comercial, al 5G y ahora con el origen de la pandemia, el embajador Robert Wood, en la Conferencia de desarme, señaló al país asiático: “Es del interés de todo el mundo que las potencias nucleares hablen entre ellas directamente sobre la reducción de los peligros nucleares y evitar así errores de cálculo”.

Te Interesa:  La desaparecida cultura de los indios mogollón

Interesante fue comprobar, gracias imágenes vía satélite, la construcción de 119 silos para contener misiles en el desierto de Yumen, algo “super secreto” que las imágenes desvelaron y que crea la inquietud en el mundo: “Hasta que China se siente a la mesa con EEUU de forma bilateral, el riesgo de una carrera armamentista devastadora seguirá en aumento, y esto no beneficia a nadie”.

Se ve lejos aún una guerra nuclear al estilo de las películas de los años 80, como “El día después”, donde el mundo vivía una situación compleja y de tensiones. En plena pandemia, con espionaje en las redes, los “trolls” informáticos y mucho más es lo que desvía la atención de un peligro que, a decir de los analistas, es real.