Curiosidades de los agapornis

Actualizado:

Seguramente tiene un animal de compañía en casa, puede ser desde un perro, un gato, un canario o un simpático "periquito" que, realmente, tienen muchas denominaciones y especies, aunque el más popular es, sin dudas, el agapornis, el "inseparable".

Si es así, si es el afortunado que convive con uno de ellos, o con un par -que es lo ideal-, quizás le interese conocer muchas de las curiosidades que hay en torno a ellos:

1.- Son compañeros para toda la vida: son aves de característica monógama, una vez alcanzada la madurez sexual -cuando tienen unos diez meses de edad- comenzarán todo lo que son los comportamientos de cortejo buscando el apareamiento con una hembra, ese tipo de forma de actuar se extenderá -en algunos casos- durante toda su vida que viene a ser de unos quince años. Lo curioso es que son animales muy sociales y tienen en la monogamia uno de sus puntales básicos para alcanzar una estabilidad social dentro de un grupo de individuos de esta especie.

2.- Relación entre dos agapornis: puede ser tan profunda la relación que tengan dos aves de esta especie que cuando una de ellas muere o se separa del grupo, su compañera se mostrara como perdida, como errática. Es un tipo de comportamiento que los expertos han comparado con una depresión en un ser humano. Son un tipo de mascota a las que no les gusta estar solas y se mostrarán quejosos o afectados por ello.

3.- Son curiosos en pareja: por qué, como si fueran una pareja de enamorados, no es anormal ver como uno alimenta al otro y le da de comer de su propio pico. Son aves muy cariñosas y muestran ese cariño de esa forma o restregando su cuerpo por el cuerpo de su compañero/a. Si se les separa, o han sufrido una etapa de estrés, si están en periodo de reproducción se alimentarán mutuamente para establecer nuevamente ese vínculo. Así la creencia es que si uno lleva el alimento a la boca del otro, en lo que es una técnica de alimentación reminiscente de afecto en los seres humanos, curiosos pero es una forma de inspiración para los humanos.

4.- Diferentes especies: no sólo hay una especie de agapornis, hay varias y están clasificadas. Parece que tiene un pariente común cercano que sería los loros colgantes que se encuentran en la zona de Asia.

5.- El lugar del que son originarios: estás aves son naturales -en su origen inicial- de la sabana y bosques del África subsahariana y Madagascar. Se han encontrado fósiles de especies de inseparables en yacimientos arqueológicos en Sudáfrica, su datación se remonta a los 1.900.000 años

6.- Donde tienen su casa: es muy desconocido por qué estamos acostumbrados a verlos libres o en jaulas habilitadas pero los agapornis encuentran todo el confort que necesitan dentro de los agujeros que encuentran en el hueco de los árboles, de las rocas o similar. Pueden anidar por parejas o en grupos y suelen hacer su nido los dos ejemplares. En las ciudades, pues muchos viven en libertad, les vale cualquier grieta o agujero en arbustos o edificios.

7.- Nidos en función de la especie: "Cada maestrillo tiene su librillo" así las variedades de agapornis construyen sus nidos de diferentes formas. Tenemos el Agapornis fischeri que transportan tiras de la corteza del árbol en sus picos. El Agapornis roseicollis se esconde en la corteza de sus plumas. Los expertos opinan que es un comportamiento que podría derivar del recuerdo ancestral y se ha utilizado desde entonces para la compleja e importante construcción del nido como un ejemplo de la intersección de comportamiento aprendido, igualmente muestra la evolución de ese mismo comportamiento.

8.- Agapornis andróginos: dentro de las especies de agapornis (3) tenemos que los machos y las hembras están claramente diferenciados y se distinguen. Así los Agapornis Taranta o "de alas negras" tienen -los machos- una corona de plumas de color rojo y las hembras tienen un plumaje verde por completo, muy vistoso. Pero otras especies no son tan distinguibles así hay menos dimorfismo sexual y resulta complejo saber si es macho o hembra. Para diferenciarlos siempre el macho es más grande (pero poco más) que las hembras.

9.- Cuidado con lo que comen: lejos de la creencia popular estas aves no comen chocolate ni les gusta, si has escuchado que lo comen es un error. Tienen una dieta muy equilibrada a base de semillas, bayas, frutas, y las larvas de insectos. En África se les tiene una alta consideración por qué acaban con las plagas que afectan a la granjas de mijo y maíz.

10.- El lado malvado de un agapornis: puede ser agresivos entre ellos aunque no es frecuente. Se trata de aves territoriales que no les gusta compartir espacio con otros individuos de otras especies. Además son muy celosos y cuando están en periodos hormonales elevados son especialmente irascibles. Aves en cautividad suelen ser agresivas con otras parejas, especialmente son los de color melocotón los que tiene un comportamiento más violento.

11.- Pueden contagiar enfermedades a los seres humanos: es una característica que tienen y es que pueden tener enfermedades zoonóticas que afecte a los humanos, así pueden transportar la bacteria de la levadura ( Cryptococcus neoformans), más nocivo es cuando se les pegan las esporas bacterianas si entran en contacto con las deposiciones de las palomas. En la parte bacteriana también pueden portar un parásito, el Encephalitozoon hellem en Fishers, y agapornis enmascarados. Especialmente virulento puede ser en pacientes que tienen debilitado el sistema inmunitario.

12.- Pueden extinguirse: hay especies que corren un alto riesgo de extinción como el Agapornis nigrigenis o agapornis de mejillas negras natural de la zona de Zambia, Zimbabwe y Botswana, así se encuentra inscrita en la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas. Uno de sus mayores enemigos, que influye en su extinción, es la carencia de agua en estos lugares, la sequía que origina el cambio climático y que está desecando todos los puntos donde habitan así como las importantes fuentes de agua. La estimación de la población de agapornis de mejillas negras se calculó en unas 10.000 aves.

Cosas curiosas de estos simpáticos animales que seguro que desconocías.