¿Dónde está el satélite español Ingenio “perdido” en su lanzamiento?

El satélite español Ingenio, en el cual había muchas esperanzas depositadas, se perdió en una fallo con el cohete que debía llevarlo hasta su órbita. 200 millones de euros tirados a la basura en sólo 8 minutos, un gasto que bien podría haberse empleado en otros menesteres aunque, claro está, nunca se sabe lo desastroso que puede resultar un lanzamiento de este tipo.

Fue un fallo en el cohete lanzador Vega la que hizo que se perdiera del satélite de observación español Ingenio, tras sy lanzamiento a las 2.52 UTC desde Kourou, en la Guayana Francesa. La ESA explicó en un escueto comunicado: “A los 8 minutos del despegue de la misión Vega VV17, tras el primer encendido del motor de la etapa superior del Avum, se identificó una desviación de trayectoria que conllevaba la pérdida de la misión”.

Estaba llamado a marcar una época pues era el primer satélite 100% español con la misión de “vigilar” los suelos, del agua, del aire, la contaminación de las ciudades y facilitar imágenes de muy buena calidad.

El proyecto fue del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) comenzando en el año 2008, el cohete no era de fabricación nacional.

En el lanzamiento se ha perdido el Ingenio y el satélite francés Taranis, el cohete Vega sufrió un desvío durante el ascenso debido a los mínimos márgenes de error para poner un satélite en órbita de la Tierra. El problema fue del motor Avum encargado de la primera etapa del lanzamiento. “Investigaciones iniciales, realizadas durante la noche con los datos disponibles, un problema relacionado con la integración del sistema de activación de boquillas AVUM de cuarta etapa es la causa más probable de la pérdida de control del lanzador” dijo la compañía en un comunicado.

Conforme a los protocolos estándar, Arianespace y la Agencia Espacial Europea (ESA) establecerán una Comisión de Investigación que será independiente y presidida conjuntamente por Daniel Neuenschwander, Director de Transporte Espacial de la ESA, y Stéphane Israël, Director Ejecutivo de Arianespace.

¿Estaba asegurado?

“Arianespace expresa sus más sinceras disculpas a los clientes y fabricantes de satélites implicados en esta misión”, dijeron en otro comunicado.

Hay un precedente del año pasado con otro cohete Vega que se estrelló poco después del lanzamiento, transportando un satélite de observación de los Emiratos Árabes Unidos, en este caso las aseguradoras pagaron 369 millones de euros pero en el caso del Ingenio se pone en duda que estuviera asegurado (!).

El satélite se estrelló y quedó destruido, ese ha sido su triste y desalentador final.