Esta noche sorprendente e imprevista ‘lluvia de estrellas’ del cometa SW3

Uno de los mayores espectáculos que pueden verse en el cielo es la «lluvia de estrellas». Muchos son los aficionados de todo el mundo que se entretienen viendo, en diferentes épocas del año, aquellas que suelen ser cíclicas, como el caso de las denominadas «Lágrimas de San Lorenzo» en pleno verano.

Restos del cometa 73P/Schwassmann-Wachmann

Pero esta semana podemos tener una lluvia especial, una «tormenta de meteoritos» provocada por los fragmentos del cometa 73P/Schwassmann-Wachmann o SW3 que se podrá ver muy bien en el hemisferio norte, especialmente en América del Norte según ha informado NASA. La lluvia de meteoritos, según indica la Agencia, tendrá su máximo apogeo la noche del 30 al 31 de mayo.

Cabe destacar que los astrónomos alemanes Arnold Schwassmann y Arno Arthur Wachmann descubrieron en 1930 este cometo en órbita con el Sol cada 5,4 años. En 1995 se descubrió que el cometa era 600 veces más brillante y, por ello, era el sinónimo que el SW3 se había roto y sus pedazos estaban dejando todo un campo de restos en órbita.

Te Interesa:  Lugares secretos del mundo que no te dejarán visitar

En 2009 el telescopio espacial Spitzer descubría que fragmentos de este se movían muy rápido: «Esta es una de las razones por las que los astrónomos están entusiasmados».

Con mayor visibilidad en América del Norte

Esta semana -según pronósticos- deberían pasar los fragmentos por la órbita de la Tierra dejando un espectáculo de un millar de estrellas fugaces por hora.

Bill Cooke, director de la Oficina de Meteoroides de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Marshall en Huntsville, Alabama, indicaba: «este va a ser un evento de todo o nada. Si los fragmentos de SW3 viajaban a más de 220 millas por hora (354 km/h) cuando se separaron del cometa, podríamos ver una buena lluvia de meteoritos. Si los escombros tuvieran velocidades de eyección más lentas, entonces nada llegará a la Tierra y no habrá meteoritos de este cometa».

La Luna estará en fase de luna nueva y la contaminación lumínica será baja por lo que será óptimo para buscar «estrellas fugaces» con un periodo máximo de paso de entre una y dos horas.

Te Interesa:  Leonid Rógozov: el medico que se operó a sí mismo