La grave disminución de golondrinas y gorriones en España

gorrion

CÁDIZDIRECTO.- España vive una situación dramática con las aves. En la Península cada vez hay menos aves, especialmente golondrinas y gorriones, debido a que los animales han ido muriendo a causa de la contaminación, la mala calidad del aire, el deterioro de zonas verdes, etc.
En los últimos 18 años en España han desaparecido 25 millones de gorriones
, una de las especies de pájaros pequeños junto con las golondrinas. Es un fenómeno lamentable que no solamente afecta a España sino a toda Europa.

Datos sobre la desaparición de aves

De acuerdo a datos recopilados por SEO/BirdLife, alrededor del 25% de las aves comunes han ido descendiendo en España desde el año 2005. Los gorriones son la especie más afectada. La comunidad de esta ave ha descendido un 60% en Europa en un período de 30 años. En Londres, por ejemplo, desapareció casi por completo. Mientras que en España ha habido una reducción de gorriones del 6% en las pasadas tres décadas.

Las causas

Las principales causas de este desastre son la contaminación, la falta de espacios verdes y la invasión de especies exóticas.
“En la agricultura moderna, el uso de avanzados fitosanitarios está acabando con los insectos de los que se alimentan las aves”, comentó Juan Carlos Del Moral, coordinador del área de Seguimiento de la Avifauna de SEO/BirdLife.

Nicolás López, también de SEO/BirdLife, acotó: “una de las principales causas es la pérdida de hábitat, en la que influyen otras dos amenazas: el cambio climático y la transformación del modelo y el paisaje agrario, ya sea por intensificación o por abandono”.
El número de codornices también se ha reducido casi a la mitad en los cielos europeos.
Lo mismo ha ocurrido con el sisón común y el alimoche, el buitre más pequeño de Europa. “El declive es mucho más grave en el norte que en el sur de España, las cifras de reducción varían del 2% al 20%”, asegura Del Moral.

Volviendo a los gorriones, SEO/BirdLife estima que de 165 millones de gorriones comunes que había en España en 2006, en la actualidad quedan 155 millones.
Debido a que el gorrión es un ave sedentaria, su grave declive está muy relacionado con su entorno inmediato. Además de la contaminación, el número de aves también ha disminuido a causa de los depredadores y las especies invasoras.

Por ejemplo, una especie que ha llegado para causar daño ha sido la cotorra argentina, cuya presencia en España ha crecido de forma exponencial. “En el mismo tiempo que hemos llegado a tener 20.000 nuevas cotorras, han desaparecido millones de gorriones. No sabemos si hay una relación directa, pero comen en los mismos sitios y los mismos alimentos”, dice Del Moral.

Alimento y zonas verdes

La falta de alimentación también ha sido crucial en la desaparición masiva de aves en España y en toda Europa. Han atravesado grandes dificultades para encontrar el alimento, lo que se agrava en la época de cría, debido a que los polluelos necesitan una gran cantidad de larvas e insectos.

La escasez de zonas verdes ha reducido los espacios para nidificar. “Los barrios actuales tienen edificios nuevos y modernos en los que es mucho más complicado poder hacer nidos. Hacen falta más zonas verdes, pero no tienen que ser perfectas, sino un lugar donde la naturaleza se mezcle con la ciudad”, aseguró Mario Díaz, investigador y presidente del comité científico de SEO/BirdLife.

Posibles soluciones

Aunque el declive en la cantidad de golondrinas y gorriones en España ha sido enorme, existen una serie de acciones que pueden ayudar al incremento de estas especies. SEO/BirdLife aconseja a las autoridades la creación de más espacios verdes en las ciudades, donde las aves puedan anidar y conseguir insectos para alimentarse. Por otro lado, debe haber un mayor control en el ingreso de especies invasoras, que se comen el alimento de las aves nativas.

Cualquier ciudadano puede contribuir al bienestar de las aves, al crear nidos y pequeños comedores en las azoteas. Recordemos que muchas de las aves viven en las azoteas de los edificios y en los pequeños espacios que consiguen en las paredes de las edificaciones.

Todos podemos aportar para que aumente la reproducción de estas aves  y así evitar su desaparición total.