Enfermedades mortales, más allá de la conspiración

Uno de los temas que más inquietud crea en el ser humano es el de las enfermedades. Ser víctima de una de ellas provoca una gran turbación, padecerla eleva a extremos insospechados el nivel de ansiedad y preocupación de una persona. Lo estamos viviendo en la actualidad con el coronavirus que provoca la enfermedad del Covid-19.

Para algunos, partidarios de la teoría de la conspiración, se trata de una enfermedad creada en un laboratorio en Wuhan (China), de ahí la complejidad para saber su origen y de lo “mutable” del mismo. Para otros es el producto de la zoonosis natural, del paso de un animal (murciélago) a un humano. Puede que la verdad nunca la sepamos.

Desde un punto de vista histórico descubrimos algunas de ellas más allá de la conspiración pues, en muchas ocasiones la realidad supera a la ficción.

Por todo ello es conveniente que conozcamos algunas de las enfermedades que, hoy día, resultan más mortales:

1- Cáncer: se trata de un proceso de crecimiento y diseminación no controlado que se produce a nivel celular y que no distingue partes del cuerpo pues, casi todas, son susceptibles de sufrirlo. Se trata de tumores que invaden el tejido que lo rodea y origina la metástasis en puntos distantes del organismo. Se puede evitar, o reducir el riesgo a padecerla, tomando unas medias que minimizan el riesgo como una dieta adecuada, no fumar, no consumir alcohol, hacer deporte. En la actualidad una parte de los cánceres pueden curarse mediante cirugía, radioterapia o quimioterapia, si son tratados a tiempo.

2- Ébola: temible este virus que tiene una altísima tasa de mortalidad. Es transmitido a los humanos por parte de los animales -principalmente murciélagos- y, posteriormente, entre personas. El Ébola tiene una mortalidad del 50% pero se cree que se puede extender hasta el 80%. Se da principalmente en zonas del África central y occidental cerca de poblaciones selváticas.

3- VIH/SIDA: otra de las enfermedades temidas pero que, de alguna forma, se ha logrado minimizar en extremo. La infección por VIH es diagnosticable por análisis que detectan los anticuerpos y suelen ser en el mismo día que se realiza. En la actualidad no se dispone de un remedio médico o farmacológico para el mismo pero si fármacos antirretrovíricos eficaces que pueden controlar el virus y mejorar la calidad de vida de la persona y su esperanzas de futuro.

4- Parkinson: se trata de una enfermedad degenerativa a nivel cerebral por la muerte de las neurona, estas crean la dopamina  que es un poderoso neurotransmisor y vital en todo lo que son los movimientos que realizamos. Si esto se altera la persona comienza a sufrir de temblores, rigidez, lentitud de movimientos e inestabilidad postural, son los síntomas de esta enfermedad.

5- Alzheimer: temible, como todas las enfermedades que exponemos. Dicen que el mayor patrimonio que tiene una persona son sus recuerdos y esta enfermedad te priva de ellos. El nombre es en honor del doctor Alois Alzheimer, su descubridor en 1906. Esta lleva a la demencia y limita en gran medida las funciones intelectuales que tiene. Se trata de un deterioro neurológico.

6- Papiloma Humano: se trata de un tipo de infección que es incurable aunque se puede mitigar bastante sus efectos. Se calcula que hay más de 290 millones de mujeres infectadas con el virus del papiloma humano (VPH).

7- Tuberculosis: enfermedad que era mortal por lo infecciosa que era y tuvo (y tiene) una gran mortalidad vigente en la actualidad. Se calculó que hay unos 10 millones de personas afectadas por tuberculosis y 1,5 millones murieron por ella.

8- Chagas: es el Trypanosoma cruzi que sufren más de 7 millones de personas, principalmente en América Latina. La vía de contagio y transporte del mismo es el Triatominae, las chinches, que llevan consigo al parásito causante de la enfermedad: Trypanosoma cruzi. Hasta un 30% de los enfermos crónicos tienen disfunciones cardíacas y se estima que un 10% padecen alteraciones digestivas, neurológicas o ambas.

9- Enfermedad de Lyme: son provocadas por una bacteria, la Borrelia burgdorferi (B. burgdorferi). Es portado por las garrapatas de patas negras y otras garrapatas. Hay que tener mucho cuidado con las picaduras de estos insectos.

10- Hepatitis B: es una infección vírica localizada en el hígado. Hay varios tipos de ella y se suele transmitir el virus vía contacto con la sangre u otros líquidos corporales con alguien que está infectado. Se calcula que son más de 240 millones de personas las que la sufren en forma crónica, principalmente la de tipo B (definidas como positivas al antígeno superficial del virus de la hepatitis B durante al menos seis meses). La mortalidad anual por esta enfermedad alcanza las 700.000 personas como consecuencia de padecer hepatitis B, se puede derivar en la temible cirrosis hepática o el cáncer hepático.

11- Peste pulmonar: se puede denominar como “peste neumónica” y es sumamente virulenta, es consecuencia de la llegada de la peste bubónica a los pulmones. Es muy contagiosa si la persona con gotículas aerosolizadas infecciosas está en contacto con otros seres humanos. La tasa de mortalidad muy elevada. La Peste aún existe en nuestros días.

12- Fiebre amarilla: es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, que es transmitida por mosquitos. Se da en zonas tropicales de África y América Latina. El periodo de incubación es de 3 a 6 días, la infección puede desarrollarse en uno o dos fases. En esas fases nos encontramos, primero provoca fiebre, mialgias con dolor de espalda intenso, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. La segunda fase es de mejoría y los síntomas desaparecen en 3 o 4 días.

13- Cólera: es una enfermedad de tipo diarreico que puede causar la muerte. Cada años se dan más de 100.000 muertes por cólera y más de 3 millones de casos de la misma. Se puede tratar rehidratando al pasciente y suministrando la medicación adecuada pero lo importante, lo vital, es el consumo de agua potable en óptimo estado y el saneamiento de la misma.

Hay otras enfermedades que son igualmente temidas y mortales si no se tratan, otras enfermedades se han ido controlando por la Medicina actual como la Gonorrea (infección causada por la bacteria Neisseria Gonorrhoeae), la Poliomielitis (originado por un virus que invade el sistema nervioso), la Osteoporosis (que afecta a la densidad y la calidad de los huesos), la Babesiosis (provocada por la garrapata), la Gripe Aviar (virus transmitido por las aves), la Tripanosomiasis Africana o enfermedad del sueño o la Fiebre del valle del Rift. Cualquiera de ellas puede hacer que la persona tenga grandes padecimientos y que, a corto, medio o largo plazo, muera.

Quizás estamos en un punto en el que se debe apostar por la investigación y la mejora de las condiciones de vida de otros seres humanos que, sin dudas, hará que se reduzca en gran medida los riesgos de padecer algunas de ellas, eso ya sería un gran alivio, un gran consuelo y un gran avance.