¿Comería en la taza del váter? Conoce los objetos cotidianos que son más sucios

Quizás no te has preguntado nunca por los objetos que usas de forma cotidiana y que son un foco de gérmenes. Aunque seguimos sumidos en una pandemia todos nos hemos relajado -unos más que otros- y vivimos un delicado momento en el que debemos prestar más atención a los «pequeños detalles» que nos pueden provocar graves daños.

Si se te pregunta si te atreverías a comer el inodoro -como pregunta extrema- seguramente dirías que no pero debes saber que hay objetos en casa que están más sucios incluso que el inodoro en sí y que lo puedes tener en la mano mientras come. La limpieza debe ser fundamental y básica en una persona en pro de su salud física y mental.

Desde el CDC, Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos se indica que “lavarse las manos durante 20 segundos con agua y jabón es el primer paso para mantener a las personas sanas y los hogares limpios” teniendo en cuenta lo que se hace tras esta limpieza pues si se cogen objetos contaminados el ciclos de gérmenes que te pueden afectar comienza de nuevo.

Te Interesa:  Descubren unas misteriosas marcas lineales, 'de aparente acción humana', a 3000 metros de profundidad en el Atlántico

Objetos potencialmente peligrosos

Así tenemos objetos que son foco de bacterias y gérmenes y que debemos alejar mientras comemos y desinfectarlos convenientemente, estos son:

Móvil/tablet: es como una decena de veces más sucio que la taza del váter. Tienen gérmenes de diferentes tipo y también se pueden usar con los dedos y luego, por ejemplo, coger el pan con la mano y hacer una trasferencia de gérmenes a tu boca. Estos aparatos deben limpiarse frecuentemente y dejarlos aparte mientras se come. Su limpieza es primordial y se debe usar o productos desinfectantes especiales para aparatos electrónicos así como toallitas especiales.

Mando del grifo: tiene 21 veces más bacterias que la taza del váter, en el fregadero pueden llegar a 44 veces más. Normalmente es por la humedad, las tuberías y hasta la fortaleza de bacterias resistentes que pueden propagarse y llegar a este apartado del fregadero -en los baños en menor medida- y que puede tener bacterias coleiformes o levadura/moho que son perjudiciales. Se debe limpiar con un desinfectante o lejía para evitar que haya problemas de salud.

Te Interesa:  ¡Ya están aquí! Los peligros de los ‘insectos invasores’

Otros igualmente nocivos

Teclado del ordenador: no uses un teclado y comas a la vez, algo que suelen hacer muchas personas con falta de tiempo y en la oficina. Podrías contaminarte con material fecal según International Journal of Environmental Research and Public Health. Es una de las partes más sucias de una casa u oficina, hasta 5 veces más que una taza de un váter. Se debe lavar con productos especiales y desinfectante. Hay toallitas antibacterianas que son muy útiles para ello.

Teclas del ascensor: lo usan mucha gente diariamente y tienen gérmenes por transferencia que luego pueden pasar a ti, infectándote. Es más sucio que la taza de un váter. Se deben limpiar con frecuencia.

Esponjas y paños de cocina: pueden tener hasta 45 millones de microbios por centímetro cuadrado y tener bacterias como el e.coli o materia fecal. Se deben reemplazar con frecuencia o lavar con desinfectantes y/o lejía.

Son objetos sumamente sucios con los que estás en contacto a diario y podrían afectar a tu salud si no se pone remedio.

Te Interesa:  'La abadía del crimen', el juego que sobrepasó a la novela de Umberto Eco 'El nombre de la rosa'