Descubren el enigma del cambio de color en las yeserías doradas de La Alhambra de Granada

Es uno de los monumentos más visitados de España y del mundo, un conjunto de palacios que sigue escondiendo muchos secretos y que hablan de un pasado de gloria musulmana dominando toda Granada.

La Alhambra y sus yeserías

Se trata de la Alhambra y siempre se cuestión por el enigma del dorado de las yeserías de la Alhambra y la razón por la que estaba cambiado de color -a un tono púrpura-. En concreto este efecto se encuentra más localizado en las yeserías de La Alhambra en los palacios de los Leones y en el de Pomares, unos tonos dorados cuyo color variaba. Así han sido las investigadoras de la Universidad de Granada, Carolina Cardel e Isabel Guerra.

La edificación de La Alhambra comenzó merced al deseo de Muhammad I o Ibn al-Ahmar, fue él quien trasladaría la corte del Albaicín a la denominada colina de la Sabika, hacia el año 1237. Se iniciaron las obras con la Torre de la Vela, la Torre del Homenaje y la Acequia Real. Pasaron siglos antes que el conjunto de palacios se concluyera dejando un maravilloso entorno que admirar, desde su arquitectura a sus yeserías de vivos colores, el punto donde se encontró el enigma.

Te Interesa:  Conoce los beneficios y propiedades del pomelo

El dorado de algunas partes de la misma se estaba convirtiendo a un tono púrpura muy llamativo, esto es debido a un proceso electroquímico que ha generado nanoesferas de oro de una dimensión de 70 nanómetros. La expertas indicaban: “La alteración de las decoraciones en oro de la Alhambra nos muestra, por un lado, la complejidad del trabajo realizado para crear estas extraordinarias obras de arte y, por otro, da argumentos para explicar cómo estas se degradan en determinadas condiciones para llegar a dar nanopartículas de oro”.

Deterioro del color

En el estudio se ha usado alta tecnología para determinar la razón de ese cambio de color resultando debido a la corrosión de las decoraciones y plantear unos posibles mecanismos de formación que expliquen la aparición de esas ‘extrañas’ coloraciones púrpuras.

La expertas indicaban: “A pesar de la “nobleza” del oro, determinadas situaciones como son, en este caso, la humedad, la presencia de un contenido alto de cloruros y la suciedad llevan a su lenta descomposición, con fenómenos de oxidación y posterior reducción que han afectado seriamente a la obra de arte”.

Te Interesa:  Un negocio seguro para tiempos de crisis

En función del tamaño de las nanopartículas los colores pueden parecer rojizos o púrpura o en dorado. El estudio, publicado en la revista Science Advances, indica que: “es importante por varias elementos, por un lado se avanza en la investigación científica sobre procesos de ataque del oro, por otra ayuda a los restauradores a saber qué está pasando para que puedan intervenir estas yeserías deterioradas”.

Según declaración a NiUS el descubrimiento se produjo por: “aquí lo hemos podido ver porque en el siglo XIX en La Alhambra, para restaurar de algún modo el deterioro que se estaba apreciando, se decidió aplicar una capa de yeso de color blanco y esa capa ha sido decisiva para mostrarnos lo que estaba pasando”.

Sobre el proceso de corrosión: “Aunque el oro puro es resistente a la corrosión, la aleación de oro y plata de la Alhambra no lo es. Las fallas en el dorado dejan entrar la humedad, incluido el rocío marino en el aire rico en cloruro del Mediterráneo. Eso creó contactos químicos entre los metales del dorado similares a los de una batería. Como resultado, el estaño subyacente se corroyó, abriéndose paso a través de los defectos de la aleación y cubriendo parte del oro como una mugre grisácea” concluían.

Te Interesa:  Astrónomos descubren ocho exoplanetas parecidos a la Tierra, dos de ellos con importantes similitudes

El misterioso cambio de coloración tiene ya una explicación allá donde el estudio de conservación se extiende para que se controle a tiempo un posible deterioro.