El asteroide 202QM1 no impactará contra la Tierra

Un asteroide preocupa, especialmente, a la NASA, se trata del denominado como 2021 QM1. La preocupación viene dada por la posibilidad que el 2 de abril de 2052 pudiera impactar contra nuestro planeta. No obstante tanto la ESA (Agencia Espacial Europea) como el Observatorio Europeo Austral, descartan la posibilidad del mismo.

¿Potencialmente peligroso?

Pero el 2021 QM1 tiene más interrogantes de los que podríamos suponer pues se considera como potencialmente peligroso pues sus opciones de impacto eran muy reales según los expertos de la NASA, además tiene una tamaño, entre 40 y 80 metros de diámetro, que lo hace especialmente preocupante.

Se descubrió el 28 de agosto de 2021 vía observatorio Mount Lemmon, en Estados Unidos, en Tucson, Arizona. Confirmado el asteroide se pasó a hacer una observación-seguimiento del mismo, así se comenzaron a hacer los cálculos de su trayectoria y dieron como resultado que podría impactar contra la Tierra en el año 2052, con «altas posibilidades».

Te Interesa:  ¿Existe la 'memoria celular'? Mitos, certezas y casos impactantes

No obstante Richard Moissl, Jefe de Defensa Planetaria de la ESA, indicaba: “Podíamos ver sus caminos futuros alrededor del Sol, y en 2052 podía acercarse peligrosamente a la Tierra. Cuanto más se observaba el asteroide, mayor era el riesgo”.

Imposible de ver durante meses

La trayectoria de este asteroide hizo que se acercara al Sol y fue imposible de ver durante meses por el brillo de nuestra estrella: “Pero para colmo, sabíamos que ‘2021 QM1′ también se estaba alejando de la Tierra en su órbita actual, lo que significa que para cuando desapareciera del resplandor del Sol, podría ser demasiado débil para detectarlo”, decía Marco Micheli, del NEOCC (Near-Earth Object Coordination Centre).

El asteroide era visto con honda preocupación aunque resultaba de contraste ver la actitud de la NASA y la actitud de la ESA, completamente contrarias.

El Very Large Telescope (VTL) del Observatorio Europeo Austral estudiaba cada palmo de la bóveda celeste tratando de encontrar el rastro del 2021 QM1 y el pasado 24 de mayo logró su objetivo comprobando que hay un desvío en su trayectoria -tal vez ocasionado por el acercamiento al Sol- y que ya no es un peligro descartándose que pueda hacer impacto contra nuestro planeta en 2052 y siendo eliminado de la lista de riesgos de la ESA donde ya hay censados 1377 objetos «potencialmente peligrosos».

Te Interesa:  Sek, el Castillo, y la Historia