¿Qué pasaría si un agujero negro entrara en nuestro sistema solar?

La exploración espacial ha dado un paso de gigante gracias al telescopio James Webb y todo lo que está aportando a la Astronomía actual. Este tipo de telescopios, de máxima tecnología, está descubriendo nuevas formas y aportando información que, en muchas ocasiones, puede ser inquietante.

Una de ellas es la que tiene una relación directa con el agujero negro “dormido” en nuestro propio “barrio” cósmico, fuera -pero cercana- a nuestra galaxia y que, de activarse, podría tener consecuencias fatales. Se encuentra en la Gran Nube de Magallanes y ofrece información «cercana» de como se forman estos «devoradores» así como el origen que tienen.

El agujero negro fue bautizado como VFTS-243. Tomer Shenar, director del proyecto, indicaba, con escepticismo compartido con el coautor del estudio Kareem El-Badru, del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, en Estados Unidos, que «como investigador que ha desacreditado los agujeros negros potenciales en los últimos años, era extremadamente escéptico con respecto a este descubrimiento».

¿Qué es un agujero negro?

Son restos fríos de viejas estrellas muy densas, tanto que ninguna partícula material, ni la luz, es capaz de romper su fuerza gravitatoria. Muchas estrellas se convierten en enanas blancas o de neutrones, pero los agujeros negros son la última etapa de la evolución de estas estrellas que fueran una decena de veces más grandes que el sol.

Te Interesa:  Experimento de la NASA: los aterradores riesgos para el ser humano de un viaje espacial

“Es increíble que apenas conozcamos agujeros negros inactivos, dado lo comunes que los astrónomos creen que son” indica Pablo Marchant de KU Leuven, a tenor que este agujero negro es nueves veces la masa de nuestro sol y orbita una estrella azul, caliente, que es 25 veces su masa.

Bicho raro

Se ha dicho de este agujero negro que es un «bicho raro» por estar «dormido» y son realmente difíciles de encontrar. La estrella que lo originó se derrumbó por completo sin haber señales de previa explosión «la evidencia de este escenario de ‘colapso directo’ ha surgido recientemente, pero nuestro estudio podría decirse que proporciona una de las indicaciones más directas».

«Esto tiene enormes implicaciones para el origen de las fusiones de agujeros negros en el cosmos» indica Shenar.

Como nos afectaría

Sin un agujero negro entrara en nuestro sistema solar la capacidad de cohabitar sería imposible, la vida se extinguiría de inmediato. Al agujero negro lo absorbería todo y nuestro sol sucumbiría. Sin entrar en nuestro sistema solar ya se llevaría a la estrella masiva.

Te Interesa:  ¿Comería en la taza del váter? Conoce los objetos cotidianos que son más sucios

La velocidad de destrucción sería rápida, muy rápida, en poco tiempo, su fuerza gravitacional se llevaría a las órbitas de los planetas. La vida de acabaría y caería en el interior de este agujero, de su espacio-tiempo y su singularidad.