Bomberos salvan, en Sanlúcar, a tres personas de un vehículo volcado y sumergido

Para realizar el rescate, los bomberos construyeron un puente improvisado con elementos disponibles en el lugar.

Actualizado:
Rescate de los bomberos.
Improvisado puente realizado por los bomberos para el rescate,

Un vehículo volcado y sumergido en un canal en la carretera del plástico, cerca de San Martín Miguel, en Sanlúcar, requirió la intervención de los Bomberos de Sanlúcar de Barrameda y Jerez.

Tres personas se vieron involucradas en el accidente y, aunque lograron salir del vehículo por sus propios medios, se encontraban al otro lado del canal con lesiones y signos de hipotermia.

Para realizar el rescate, los bomberos construyeron un puente improvisado con elementos disponibles en el lugar. Este puente permitió el paso de la cama nido para trasladar a los sanitarios del 061, que atendieron a las víctimas en el lugar, y para la posterior evacuación de los heridos.

Colaboración entre servicios de emergencia

En la operación participaron una autobomba urbana ligera (P39) y una autobomba urbana pesada (U42), además de la Guardia Civil y la Policía Local. La colaboración entre estos servicios de emergencia fue fundamental para asegurar la atención adecuada a las personas afectadas y manejar la situación con eficacia.

Este rescate es un ejemplo del trabajo en equipo y la coordinación que existe entre los diferentes servicios de emergencia. Gracias a su rápida intervención, las tres personas fueron rescatadas y pudieron recibir la atención médica necesaria.

¿Qué precauciones hay que tomar cuando hay mucha agua en la carretera?

Precauciones al conducir con mucha agua en la carretera:

-Reducir la velocidad: La principal precaución es reducir la velocidad considerablemente, incluso por debajo del límite establecido. El exceso de agua reduce la adherencia de los neumáticos al asfalto, aumentando el riesgo de derrapes y pérdida de control del vehículo.

-Aumentar la distancia de seguridad: Es fundamental mantener una distancia de seguridad mayor con el vehículo que precede, al menos tres o cuatro veces más de lo habitual. Esto te dará tiempo de reacción en caso de frenado brusco o aquaplaning.

-Evitar frenazos bruscos: Frena con suavidad y de forma gradual para evitar derrapes. Si sientes que el vehículo comienza a perder agarre, suelta el acelerador y pisa el embrague suavemente hasta recuperar el control.

-Utilizar las luces de cruce: Enciende las luces de cruce para aumentar la visibilidad y ser visto por los demás conductores.

-Evitar circular por zonas con grandes acumulaciones de agua: Si es posible, busca rutas alternativas que no tengan baches o charcos grandes. Si no hay otra opción, reduce aún más la velocidad y extrema la precaución al pasar por estas zonas.

-No utilizar el control de crucero: El control de crucero puede ser peligroso en condiciones de lluvia, ya que puede mantener una velocidad constante incluso si la carretera se vuelve resbaladiza.

-Prestar atención a las señales de tráfico: Sigue las indicaciones de las señales de tráfico y presta atención a las advertencias sobre posibles riesgos en la carretera.

-Evitar maniobras bruscas: No realices cambios bruscos de dirección ni giros repentinos, ya que pueden desestabilizar el vehículo.

-Conducir con calma: Mantén la calma y evita conducir de forma nerviosa o agresiva. La lluvia y el exceso de agua en la carretera pueden aumentar el estrés al volante, por lo que es importante mantener la concentración y la calma.

-Revisar el estado del vehículo: Antes de conducir en condiciones de lluvia, asegúrate de que el estado de tu vehículo es óptimo, especialmente los neumáticos, las luces y los frenos.

-En caso de aquaplaning: Si el vehículo comienza a patinar sobre el agua (aquaplaning), no gires el volante ni frenes bruscamente. Suelta el acelerador y mantén la dirección firme hasta que el vehículo recupere el agarre.

-Si te encuentras en una situación de riesgo: Si no te sientes seguro para continuar conduciendo, busca un lugar seguro para detenerte y esperar a que mejoren las condiciones climáticas.

Recuerda que la seguridad vial es responsabilidad de todos. Al tomar las precauciones necesarias y conducir con responsabilidad, puedes evitar accidentes y proteger tu vida y la de los demás.