San Fernando exige al Consorcio de Aguas la reparación urgente de la tubería de Zuazo

Conrado Rodríguez, concejal de Desarrollo Económico de San Fernando, ha hecho hincapié en la necesidad de actuar con responsabilidad y coherencia.

Actualizado:
Conrado Rodríguez.
Conrado Rodríguez, concejal delegado del Ayuntamiento de San Fernando del área de Desarrollo Económico.

Ante la persistente fuga en la tubería de impulsión del Puente Zuazo, el Ayuntamiento de San Fernando ha elevado una nueva solicitud al Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana para su reparación inmediata. La tubería, que forma parte de la red de abastecimiento de San Fernando y Cádiz, presenta «importantes pérdidas de agua», una situación inaceptable en el actual contexto de sequía.

Conrado Rodríguez, concejal de Desarrollo Económico, ha hecho hincapié en la necesidad de actuar con responsabilidad y coherencia. «No podemos pedir a la ciudadanía que ahorre agua mientras se vierten al mar litros y litros de agua potable por falta de mantenimiento en las infraestructuras», ha afirmado.

San Fernando se ha convertido en un referente en la gestión eficiente del agua, con una eficiencia cercana al 95%, por encima de la media nacional y andaluza. Sin embargo, el Ayuntamiento no se conforma y continúa trabajando para detectar y reparar fugas en su red.

Rodríguez ha exigido al Consorcio, gestionado por PP y AxSí, que asuma el mismo compromiso y repare las averías de la red de abastecimiento que le compete. «No podemos permitirnos seguir perdiendo un bien tan preciado como el agua, especialmente en estos momentos de sequía», ha concluido.

Este nuevo capítulo en la lucha por la eficiencia hídrica pone de relieve la necesidad de una acción conjunta por parte de todas las administraciones. Solo mediante la colaboración y la responsabilidad compartida podremos afrontar la emergencia climática y garantizar un futuro sostenible para todos.

¿Qué importancia tiene que las tuberías estén en buen estado?

Las tuberías son una parte fundamental de la infraestructura moderna, presentes en hogares, edificios, industrias y ciudades. Su buen estado es crucial para:

1. Salud pública: Evitar la contaminación del agua potable pues las fugas en las tuberías pueden contaminar el agua con bacterias, toxinas y otros patógenos, poniendo en riesgo la salud de las personas. Prevenir enfermedades pues el agua contaminada puede causar enfermedades gastrointestinales, diarreas, e incluso enfermedades más graves.

2. Seguridad: Evitar fugas e inundaciones: Fugas en las tuberías pueden causar daños materiales a propiedades, incluso inundaciones que pueden poner en riesgo la vida de las personas. Prevenir accidentes ya que las tuberías rotas pueden provocar caídas y otros accidentes.

3. Eficiencia económica: Reducir el consumo de agua ya que las fugas en las tuberías suponen un desperdicio de agua potable, un bien preciado y cada vez más escaso. Ahorrar en costes de reparación pues reparar las fugas a tiempo es mucho más económico que reparar daños mayores causados por fugas no detectadas. Evitar interrupciones del servicio debido a que las averías en las tuberías pueden interrumpir el suministro de agua, lo que puede tener un impacto económico significativo en empresas y hogares.

4. Sostenibilidad: Proteger el medio ambiente pues la pérdida de agua por fugas en las tuberías contamina el medio ambiente y afecta a la disponibilidad de agua para las futuras generaciones. Contribuir a la gestión responsable del agua. El buen estado de las tuberías permite un uso más eficiente del agua, un recurso vital para la vida.

Mantener las tuberías en buen estado es esencial para la salud pública, la seguridad, la economía y la sostenibilidad. Es responsabilidad de propietarios, empresas y gobiernos invertir en el mantenimiento y la renovación de las infraestructuras de tuberías para garantizar el bienestar de las personas y del planeta.