Objetos que dan mala suerte

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Alguna vez nos han regalado un objeto, en la mayoría de las ocasiones de decoración, y desde que llega a nuestro hogar o despacho -lugar de trabajo- las cosas no van bien, todo empeora o se ve con negatividad. Posiblemente porque sea un regalo “envenenado”, un objeto que da mala suerte.

Hay objetos que armonizan y traen una vibra muy positiva, otros -por contra- que nos traen energías negativas y mala suerte.

Hay una serie de relación de objetos que debemos conocer e incluso lo que simbolizan para comprender mejor su significado:

1º.-Animales disecados: para algunas personas tienen un atractivo especial pero tienen consigo una carga negativa que puede ser transmitida a todos los habitantes de la casa. Ello se explica porque estos animales no pudieron desintegrarse completamente tras morir y quedar “congelados”. No es conveniente tener animales disecados.

2º.-Elementos decorativos que no nos gustan: no es nada concreto, sólo aquel que en el momento de ser regalado pensamos “es horrible,¿qué hago yo con esto?”, y lo hemos aceptado para no quedar mal. Llegados a este extremo lo mejor que podemos hacer es regalarlos para que nuestro hogar no tenga energías negativas ni malas vibraciones.

3º.-Objetos rotos o rajado: hoy día se rompe un objeto al que te tenemos una especial simpatía o cariño y recurrimos al mágico “SuperGlue3” y queda “como nuevo”. Cuidado, estos objetos han perdido la energía positiva y lo mejor es no seguirlos teniendo en nuestro hogar y tampoco utilizarlos.

4º.-Espejos rotos: si rompes un espejo -con lo que ello implica: se rompe nuestro reflejo, nuestro “otro yo”- hay que meter los restos en una bolsa negra y sacarlo a la calle, da malas vibraciones y energías negativas que atraen a la mala suerte.

5º.-Caracoles marinos: muy veraniegos y bellos pero -nuevamente- transmiten negatividad ya que  son esqueletos de animales que han muerto.

6º.-Flores: mientras están frescas, verdes y vivas dan energía positiva, pero al marchitarse, secarse y morir el efecto es el contrario. Cuando llega ese momento hay que cambiarlas por otras vivas o eliminar las secas.

Una puntualización es que los gatos negros no dan mala suerte, son animales vivos y transmiten positividad y compañía, aunque la fama les ha jugado una mala reputación.

Son algunos consejos prácticos de decoración y simbología de objetos para que lo positivo siempre esté presente en nuestro hogar o lugar de trabajo.