Obligan a militares en San Fernando a recibir una charla religiosa contra su voluntad del Arzobispo Castrense

arzobispo castrense Monseñor Juan Del Río junto a diversos arzobispos y oficiales en una imagen de archivo. (Foto: arzobispadocastrense.com)

CÁDIZDIRECTO/D.M.- Militares del Cefot 2 de San Fernando han transmitido su malestar a la autoridad competente después de ser obligados a recibir una charla religiosa, contra la propia voluntad de muchos de ellos, por parte del Arzobispo Castrense.

Monseñor Juan del Río visitó las instalaciones gaditanas este jueves, incluyendo una conferencia católica para los trabajadores del centro, de unos 45 minutos de duración, que se desarrolló en el comedor a partir de las cuatro de la tarde.

El malestar es palpable entre los militares y empleados del Cefot 2 de San Fernando. “Nos obligaron a quedarnos a todos ampliando el horario de trabajo, incluso a los que tienen reducción de jornada desde hace años les obligaron a quedarse por fuerza”, señala uno de los trabajadores del centro cuyo nombre prefiere mantener en el anonimato.

En ese sentido, añade que “ha venido el Arzobispo Castrense y nos ha dado una charla religiosa total, cuando eso es ilegal por la Constitución“.

Por su parte, la plataforma Ciudadanos de Uniforme, creado con el fin de defender los derechos y libertades de estos agentes, refleja en sus redes sociales el siguiente mensaje: “Cefot 2 de San Fernando. Obligado todo el personal a quedarse a una charla del Arzobispo Castrense. A las 16:00 es la charla y para que se quede la gente se ha programado como extendida para poder dar de comer al personal sin coste para ellos. Los salientes de guardias los han suspendido sin haberles motivado por escrito la necesidad de servicio, los de reducción de jornada igual. Vamos, leyes se las fuman”, sentencia este colectivo.

Hay que recordar que el Arzobispado Castrense de España es el ordinariato militar de la Iglesia católica para las Fuerzas Armadas de España. En su página web se explica que “su razón de ser es la solicitud que siempre ha tenido la Iglesia por ofrecer asistencia espiritual a los militares. En efecto, estos constituyen un grupo social que, por la naturaleza de su estado y por las condiciones peculiares de su vida, necesitan una concreta y específica forma de asistencia espiritual”.

Una vieja aspiración de muchos españoles es avanzar en un Estado laico mediante la supresión de cualquier presencia oficial de las Fuerzas Armadas con la Iglesia católica, para que de esta forma no se repitan situaciones como la vivida en el Cefot 2 de San Fernando y que la presencia de cualquier individuo en este tipo de actos religiosos sea de forma voluntaria y no impuesta.