Observan dos planetas similares a la Tierra a 12,5 años luz

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- La búsqueda de otros planetas habitados en nuestro Universo es uno de los motivos principales de estudio por parte de científicos y astrónomos, así se están dando una serie de descubrimientos que pueden arrojar esperanzas de dar, por fin, con una “Tierra” en otro punto de nuestra galaxia o de ese mismo Universo.

Ha sido un equipo de la Universidad de Göttingen (Alemania) y del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) empleando el espectrógrafo de alta resolución CARMENES en el Observatorio de Calar Alto (Almería), los que han descubierto dos planetas como el nuestro que tienen su órbita en torno a una estrella que no dista demasiado de nosotros, tan “solo” 12,5 años/luz.

La estrella se trata de Teegarden tratándose de una enana roja en dirección a la constelación de Aries, se ha calculado que la temperatura superficial que tiene es de, aproximadamente, 2.700° C, teniendo una masa que supone la décima parte de nuestro Sol.

El investigador de la Universidad de Göttingen, Mathias Zechmeister, indicó en un comunicado público: “Hemos estado observando esta estrella durante tres años para buscar variaciones periódicas en su velocidad. Las observaciones mostraron que dos planetas lo están orbitando, ambos similares a los planetas en la parte interior del Sistema Solar. Son un poco más grandes que la Tierra y están situados en la ‘zona habitable’ donde el agua puede existir como un líquido”.

Stefan Dreizler, también de la Universidad de Göttingen dijo que “es posible que los dos planetas sean parte de un sistema más grande”.

Por su parte el investigador del IAC, Víctor Sánchez Béjar, explicaba en el comunicado: “Se han llevado a cabo campañas fotométricas sobre esta estrella con instrumentos como Muscat2 en el Telescopio Carlos Sánchez en el Observatorio del Teide (Tenerife) y con la red de telescopios del Observatorio Las Cumbres, entre otros. Estos estudios demuestran que las señales de los dos planetas no pueden deberse a la actividad de la estrella aunque no pudimos medir los tránsitos de los dos nuevos planetas”.

Dos planetas más descubiertos que albergan esperanza de vida, no obstante la distancia sigue siendo el principal obstáculo para acometer una investigación más en profundidad (con sondas) más allá de la observación a través de los instrumentos como el espectrógrafo CARMENES.