El poltergeist del piso encantado en el barrio de Pino Montano en Sevilla

Barrio de Pino Montano

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Los fenómenos extraños, inexplicables, no cumplen ni se rigen por un patrón fijo, en ocasiones no pueden ser tildados de “paranormales” ya que podrían obedecer a otros motivos que pudieran explicarlo racionalmente, en otros es algo más complejo, alfo más difícil y algo más inquietante.

En esta ocasión nos trasladamos al barrio de Pino Montano, con más exactitud a la zona de “los mares”. Hace unos años nuestro protagonista se encontraba con el investigador Miguel Ángel Paredes, era una reunión de amigos y M.A.F., mientras cenaban, le propuso dormir en su casa ya que sus padres se encontraban en la playa. De forma inmediata le dijo que si “accedí ya que era para que no durmiera solo y que estuviese tranquilo, y no sabía el por qué ya que se encontraba nervioso y no sabía la razón por la que estaba así. Al saber que me quedaba con él se relajó”.

Nuestro protagonista prosigue su relato: “otro día, después de la cena y tomarnos algo nos dirigimos hacia su casa, nos cambiamos y nos quedamos tranquilos en el salón viendo una película. Me di cuenta que no iba a ser una noche tranquila y entonces comprendí el nerviosismo de mí amigo”. Y comenzaron los fenómenos… M.A.F. se estaba duchando y desde el baño inquiere a su amigo: “Miguel coge el teléfono, ¿no ves que esta sonado? Yo empecé a reírme pensando que estaba alucinando puesto que el teléfono estaba al lado mía, en el salón, y no estaba sonando. Le dije: “Manuel, miarma, ¿qué teléfono hijo? Si no está sonando” y él me respondió: “miarma, el del salón”, y de pronto sonó… Eso me dejó inmóvil y desubicado. Cuando fui a cogerlo no contestaba nadie, solamente se escuchaba una respiración profunda al otro lado, era inquietante. Colgué ya que pensaba que era el típico bromista de turno”.

Después de esta experiencia iban a ocurrir otras: “estando de nuevo en el salón, mi amigo estaba preparando la cena. De pronto me dijo: “Miguel abre la puerta que es están llamando; ya me empezó a asustar un poco porque yo estaba a escasos dos metros de la puerta y juro que no había sonado… De pronto retumbó el timbre de la puerta, al abrirla no había absolutamente nadie. Me sentía intranquilo“.

La situación se puso muy tensa y Miguel Ángel decidió marcharse, la sorpresa surgió cuando su amigo, casi llorando, muy nervioso, le pidió que no se fuera. De pronto su hermana comenzó a gritar desde su habitación… Se precipitaron a entrar en el dormitorio y la vieron en una posición muy extraña: “estaba colgando pies abajo de la cama, como si alguien o algo estuviera tirando de ella para sacarla de la cama, entonces le dije que no se preocupara que yo dormía con ella… Estando en su cuarto le pregunté qué era lo que tenía en la estantería. Era una enciclopedia Sopena antigua -el que la conoce sabe que son tomos gordos y eran quince-, le dije: “¿Qué hacen desordenados?” y ella me contestó qué estaba harta de ordenarlos y que aparecían desordenados al día siguiente”.

El investigador ordenó aquellos tomos según el número y “cuál fue mi sorpresa que a media noche apareció desordenada, además la luz del salón estaba parpadeando pero no había nadie, el teléfono sonó de nuevo y era una voz muy rara diciendo mi nombre . La hermana volvió a chillar y cuando me acerqué a ver que le pasaba algo me impedía entrar”. Jamás pudo saber que era aquella extraña fuerza que lo repelía.

Las preguntas se agolpan: ¿Qué o quien habita esa casa? ¿Cuál es la razón? ¿Es un fantasma? ¿Un poltergeist?  ¿Algo maligno? Tal vez el tiempo y sucesivas investigaciones puedan arrojar luz a este misterio.

Sucesos inexplicables, peligrosos y fenómenos extraños en Pino Montano

Las investigaciones nunca se dan por cerradas, siempre hay algo que aportar o algo por ampliar dentro del trabajo que se realiza en un lugar presuntamente encantado o con manifestaciones inexplicables.

Junto al investigador Miguel Ángel Paredes (octube de 2016) tuve la oportunidad, hace unos meses, de estudiar un caso en el barrio sevillano de Pino Montano donde se manifestaban unos supuestos fenómenos paranormales. Debido a ello, recientemente, estando en este mismo barrio, por otros menesteres, se nos acercó una familia que nos escuchó hablar del tema y nos dijeron: “perdone que les interrumpan pero quería comentaros algo sobre la vivienda que estáis hablando y es que nosotros hemos vivido en esa casa y es verdad todo lo que ocurre”.

Sorprendidos por la casualidad y la interrupción la mujer continuó: “sonaba el teléfono y no hablaba nadie al igual que el porterillo de la puerta y no había absolutamente nadie. Se abrían y cerraban las puertas del inmueble y se escuchaban ruidos muy raros”. Finalmente la familia nos confesó: “tuvimos que dejar la vivienda por no poder aguantar esos fenómenos”.

Mi compañero Miguel Ángel no duda en afirmar: “sabemos que han pasado por el piso varias familias y todas, más tarde o más temprano, se han tenido que mudar, la vivienda se ha llevado durante mucho tiempo deshabitada y nos cuentan también que un albañil se encontraba realizando unas reformas en el edificio y le tiraron varias veces las herramientas, no había nadie en esos momentos y pensó que las habría colocado mal y por eso el efecto de su caída, pero varias veces las iba a colocar mal, mucha casualidad…”.

El investigador finaliza: “también hemos podido averiguar que un albañil falleció en ese lugar cuando se estaba construyendo los edificios, de una manera un poco escalofriante, ya que se precipito de una planta hacia el exterior con la mala suerte de quedar clavado con los hierros que normalmente se coloca en las construcciones de los edificios”, extremo que nos encontramos investigando para confirmar.

¿Qué es el causante de estos fenómenos ? ¿Cual es la razón por la que se manifiesta de esa manera? Tal vez tras nuestra próxima investigación podamos resolver algunas de ellas.