¿Por qué Plutón es un ‘planeta enano’?

CÁDIZDIRECTO.- Son muchas las personas que aprendieron en el colegio que Plutón era un planeta más de los que forman nuestro Sistema Solar, así estaba dispuesto de 1930 hasta que en 2006 ese concepto cambió y pasó a ser planetoide o planeta enano.

Todo se debió al descubrimiento, en 2006, de un astro llamado Eris y la Unión Astronómica Internacional (UAI) reconsideró las definiciones y Plutón quedó “degradado”.

Así este “planeta enano” es denominado así por ser más pequeño que la luna aunque tiene su propio satélite que es Caronte. Eris por su parte era más pesado que Plutón pero estaba más alejado y ello también llevó a hacer pensar que podría ser el décimo planeta de nuestro Sistema Solar o el primero de otros cuerpos similares en el mismo, como el mismo Ceres, Makemake o Haumea.

David Barrado, del Centro de Astrobiología del Instituto Nacional de Investigación Aeroespacial (CAB-INTA-CSIC), explicaba: “Para que un planeta sea un planeta tiene que orbitar alrededor del sol, tener masa suficiente para que su gravedad determine su forma, y tiene que dominar su entorno. “En realidad, la clave de la diferencia está en cómo se han formado”, refiriéndose a la formación de Plutón y que no es el cuerpo dominante de su entorno.

La sonda de la NASA New Horizons exploró el planeta enano: “La información que estamos recibiendo, porque aún están llegando datos nuevos todo el tiempo, es riquísimas y valiosísima y no solo sobre el propio Plutón, sino sobre toda clase de procesos muy antiguos. La Unión Astronómica Internacional la forman astrónomos profesionales y no tiene una jerarquía definida. Las decisiones se toman por especialistas en la materia, en grandes asambleas y de abajo hacia arriba”.

Recientemente se ha descubierto que el enano planeta de Plutón emite rayos x y este asunto ha levantado muchas suspicacias entre los astronomos e investigadores.

Descubrimientos sobre Plutón

El planeta Plutón, bajo su eterna superficie helada, podría tener un inmenso océano de agua salada con más de 100 kilómetros de profundidad, así lo indican los expertos de la NASA tras un estudio de las características del planeta en función de los datos obtenidos en las misiones espaciales en torno a este.

Brandon Johnson, de la Universidad de Brown, indicaba: “Los modelos termales del interior de Plutón y la evidencia tectónica encontrada en la superficie sugieren que puede haber un océano, pero no es fácil de inferir su tamaño u otros detalles sobre el mismo. Hemos podido delimitar su posible grosos y dar algunas pistas de su composición”.

Se ha estudiado la zona de “Sputnik Planum” de Plutón que incluye un gran impacto de un asteroide en el planeta enano además de sus consecuencias y la dinámica entre Plutón y la luna Caronte, ambos siempre dándose la misma cara pues se encuentra bloqueados gravitacionalmente.

Del impacto del asteroide el experto explicaba: “Como una bola de bolera que cae de un trampolín, un gran impacto crea un agujero en la superficie del planeta, seguida de una eyección. Esta eyección expulsó materia del interior del planeta. Si ese material es más denso que el recibido con el impacto, el cráter termina con la misma masa de antes que el impacto ocurriera. Es un fenómeno que los geólogos llaman compensación isostática”.

En el océano de agua es destacable la sal que contiene este pues afecta a la densidad de la misma, de ahí que se sepa que es un océano salino del 30%.