El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incrementa la tensión en Asia con Corea del Norte

CÁDIZDIRECTO/J.M.G.B.- La tensión en Oriente crece de la mano de la escalada de declaraciones bélicas sostenidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el régimen dictatorial de Corea del Norte. La amenaza de una improbable guerra entre ambos países inquieta a la comunidad internacional aunque parece lejana.

Fue Trump el que advirtió al régimen de Pyongyang con “un fuego y una furia jamás vistos en el mundo” si persistían las amenazas a su país. Como respuesta el régimen de Pyongyang replicó que estaban en posesión de misiles que atacarían las bases americanas en la isla de Guam. Fue el detonante especulativo sobre una hipotética guerra en Asia.

Donald Trump volvió a replicar a esa amenaza con un contundente “Corea del Norte se encontrará con lo nunca visto” e, incluso, hizo mención al poder nuclear del gigante americano. El presidente mostró poca mesura diplomática y tras la persistencia coreana en sus amenazas Trump ha vuelto a hablar: “Hay gente que dice que fue demasiado duro, quizá no fue lo bastante duro” en su mansión de Nueva Jersey. Igualmente H.R. McMaster, y su jefe de gabinete, John Kelly, indicaban que “Corea debería estar muy nerviosa ya que se encontrarán con unos problemas que pocos países han tenido”.

El presidente enfatizó: “Han negociado durante 25 años. Miren Clinton. Miren lo que pasó con Bush o con Obama. Obama ni siquiera quería hablar de ello. Pero alguien tiene que hablar, yo hablo. Si hace algo en Guam, ocurrirá algo que no se ha visto nunca. No va a seguir amenazando por ahí, a Corea del Sur, a Japón…” concluyó.

El respaldo de la ONU y las sanciones a Corea de Norte han hecho que la violencia verbal haya crecido hasta límites insospechados entre ambos gobiernos, máxime con un Trump crecido al haber logrado que China aprobara en el Consejo de Seguridad de la ONU un paquete de duras sanciones económicas contra Pyongyang por su carrera nuclear.

Se espera respuesta de Kim Jong-un quien ya amenazara a Estados Unidos con “un mar de fuego inimaginable”.

La crisis en Asia parece evidente entre Corea del Norte y Estados Unidos, parece que hay una nueva “Guerra Fría” aunque, en esta ocasión, el escenario sea diferente y uno de los países menos poderoso. Tal vez todo se quede, como es de esperar, en simples declaraciones altisonantes con el objetivo de intimidar.