¿Qué sucedió con Mega, la ‘Atlántida’ descubierta en Cuba?

CÁDIZDIRECTO.- En el fondo del mar Caribe se encuentran unas misteriosas ruinas, de una presunta cultura, reposan a 650 metros de profundidad, frente a las costas de Cuba y que, en su día, generaron una gran polémica.

Las estructuras descubiertas, hace más de una década, parecían tener un patrón urbanístico y generó titulares tan significativos como: “Descubrimiento de la Atlántida en Cuba” o “Fue encontrada la ciudad perdida del Caribe”.

El descubrimiento fue realizado por la ingeniera naval Pauline Zalitzki, y su esposo Paul Weinzweig, en el año 2001, propietarios de la empresa Advanced Digital Communications (ADC) cuando trabajaban en la Península Guanahacabibes en la provincia de Pinar del Río en Cuba.

La zona era, en la época del Descubrimiento, de habitual tránsito de los galeones españoles que regresaban a Europa,pero lejos de hallar vestigios de estos encontraron bloques de piedra, pirámides, construcciones que parecían ser claramente artificiales. El investigador y geólogo Manuel Iturralde, del Museo de Historia Natural de Cuba participó tratando de resolver su misterio.

Los bloques no parecían dejar lugar a las dudas, tenían unas dimensiones de entre 2,44 a 3,05 metros. Zalitzki afirmó que parecían las ruinas de una ciudad sumergida. “Se trata de estructuras muy peculiares, y que han captado nuestra imaginación” decía Iturralde y añadió “pero si a ésta tuviera que explicarla geológicamente, me sería un problema difícil”. Las formaciones tendrían una edad indeterminada “hace 50.000 años no había la capacidad arquitectónica para construir edificios complejos en ninguna de las culturas que conocemos”.

Desde la Universidad Estatal de Florida se afirmó: “Sería genial si estuvieran en lo cierto, pero no sería verídico en lo que concierne a ver eso en el Nuevo Mundo. Para ese periodo, las estructuras están fuera del tiempo y de lugar”.

Se huía hablar de la Atlántida, Zelitsky afirmaba: “Lo que hemos encontrado son restos más probables de una cultura local”. Surgieron entonces otras voces que opinaban sobre el descubrimiento, como la de Keith Fitzpatrick-Matthews, de Bad Archaeology (Mala Arqueología), que decía en su medio: “En ningún momento durante la edad de hielo habría estado sobre el nivel del mar, a menos que, por supuesto, los terrenos en los que se destacan se hubieran hundido. Sin embargo, si tomamos la palabra de Platón, como deberíamos, si asumimos a Atlantis haber sido un lugar histórico, la violencia de su hundimiento hace improbable que una ciudad entera podría haber sobrevivido el hundimiento a más de 600 metros en el abismo”.

El investigador y periodista Luis Mariano Fernández investigó el caso de las formaciones descubiertas por Zelitsky que, tras una década, está durmiendo el sueño de los justos esperando que alguien resuelva su misterio.