Recorrido paranormal por San Fernando (Cádiz)

CÁDIZDIRECTO/Jose Manuel García Bautista.- Cádiz, y todo su entorno,es una de las cunas de la cultura preíbera en España, de los primeros asentamientos coloniales fenicio y foco del comercio en la península ibérica hace tres milenios.

En una zona con tanta historia es normal encontrar mil y una historia de misterios y leyendas como las que se pudieran encontrar en el III de Camposoto, datados en la Edad de Bronce.

En ella hallamos la muerte de San Servando y San Germán en el Cerro, o por ejemplo la mítica tumba del fundador de Andalucía, Hércules, en el castillo de Sancti Petri, o las apariciones en la Casa del Obispo en Cádiz, o la evocadora leyenda de la Casa de los Espejos.

Pero hay otras historias de apariciones y aparecidos igualmente interesantes y, quizás, un poco más desconocidas. Una de esas historias nos habla, entre la leyenda y la realidad, del fantasma de una niña que se aparecía en las cintas de seguridad de El Plaza, iba más allá y se la llegó a ver en la zona del cine. Causó una cierta alarma social que se apresuraron a desmentir desde círculos internos del centro comercial pero había trabajadores que afirmaban haberla visto pasear por el mismo.

Otro lugar marcado por lo extraño es la antigua sede de la Cruz Roja donde por sus tétricas ventanas se ha visto deambular, lenta, pausadamente, un rostro cada noche que es acompañado por misteriosos ruidos que proceden del interior del edificio.

Otro lugar marcado por el misterio es el Callejón de Cróquer por donde dicen que se pasea la sombra de un ser que se desliza por el suelo como si de una serpiente se tratara; ¿estamos ante un espectro animal o sólo simples impresiones y juego de sombras? Quién sabe.

Los mártires San Servando y San Germán en el Cerro nos dejan también su legado paranormal pues hay testigos que dicen haberlos visto, de forma espectral, sin sus cabezas, pero se trataba de ellos por sus atuendos; igualmente viene acompañado por fenómenos sonoros de difícil, o dudosa, explicación.

Nuestra próxima parada es el muelle de Gallineras donde cuenta la leyenda, y el saber popular, que en determinadas noches se puede escuchar el sonido de una misteriosa carpa gigante que jamás ha sido pescada y se mofa de los pescadores.

Las zonas donde se han producido muertes violentas o tempranas, o han sido focos de fusilamientos en la Guerra Civil son, sin dudas, las que más impregnadas de dolor y energía están, en las cercanías de La Carraca y de Navantia encontramos el vestigio de esas muertes con jóvenes aspirantes a buscadores de fantasmas que han grabado las voces imposibles, las voces del más allá.

El más lacustre se remonta al año 1870 en el patio Cambiazo, allí surge la fantasmal y evanescente figura de un aparecido de blanco y con la cabeza iluminada.

Y finalizo por un lugar que siempre me trae recuerdos de lo paranormal: el museo municipal. Antaño fue hospital y en su interior se escuchan sonidos extraños, puertas que se abren y cierran sin que medie la acción humana, luces que se encienden y se apagan, y parafonías que llaman a los trabajadores por su nombre. El fantasma que todo identifican es el de un médico con barba y bata blanca que podría ser un galeno fallecido allí.

Son algunos de los lugares con misterio de San Fernando, ¿se atreve a visitarlos y buscar lo imposible?