La muerte de la anciana en la Residencia Matia Calvo de Cádiz pudo producirse por falta de vigilancia según el CSIF

diputacion

 

CÁDIZDIRECTO.- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado una denuncia contra la Diputación de Cádiz ante la Inspección de Trabajo por el incumplimiento de las condiciones laborales contempladas en los convenios colectivos de las plantillas de los centros de mayores pertenecientes a la institución provincial.

En este escrito, al que ha tenido acceso CÁDIZDIRECTO, se denuncia “el incumplimiento sistemático” del citado convenio, así como de las condiciones de trabajo recogidas en los respectivos contratos de los trabajadores.

Entre los motivos que ha llevado al sindicato a elevar esta queja el fallecimiento en el pasado mes de septiembre de una anciana en la residencia de mayores José Matía Calvo de Cádiz al caer por unas escaleras.

Esta muerte, según el CSIF, se produjo “presuntamente por la falta de personal que la pudiera vigilar”. A esto, se unen las anteriores denuncias sobre caídas y fracturas  de residentes en los diferentes centros de ancianos

En la denuncia se detalla que no se cumplen las condiciones establecidas sobre los horarios, los turnos y los cuadrantes de la plantilla.

Otro problema detectado por el CSIF y que se destaca en la noticia es el “incumplimiento de los ratios de la Ley de Dependencia”. Los problemas se suceden al no recalificar, según el sindicato, el estado de los residentes en estos centros, así como la asignación de tareas a trabajadores que no les pertenecen por su categoría profesional, lo que “pone en peligro la salud e incluso la vida de residentes y trabajadores”.

Asimismo, desde el CSIF se afirma en el escrito remitido a la Inspección de Trabajo que no existe rotación en las plazas dentro de las residencias, habiendo una supuesta discriminación en su asignación “en función de las filias y las fobias de las direcciones de los centros” y condicionada a “la afiliación a determinados sindicatos según centro”.

Otra queja que aparece en la denuncia es que, según el sindicato, no se están cubiendo las bajas del personal, utilizándose personal de contratas de limpieza “para realizar labores propias de los empleados públicos de las residencias de mayores”. Entre sus funciones, y sin disponer de la titulación correspondiente tal como asegura CSIF, están hacer la cama a los enfermos, ayudar a su movilización o realizar labores de cocina.

A todo esto, se une que se le deben a los trabajadores días de vacaciones, licencias y descansos del año 2012, así como los cambios de turnos. Así, CSIF asegura que los empleados deben solicitar cualquier cambio de horario con 15 días de antelación, mientras que la dirección puede cambiar los turnos sin justificación, por teléfono y de un día a otro.

Por otra parte, uno de los problemas detectados por CSIF por la falta de personal es el desbordamiento de los servicios de lavandería, por lo que los residentes “han sido secados con sábanas y vestidas con ropas inadecuadas”.

De esta forma, el sindicato pretende acabar con los perjuicios que está sufriendo el personal, que “sufren impotentes estos abusos”.