“Sé que vivo en una ciudad que está en el punto de mira de los terroristas”

May Abad, una gaditana en París.

CÁDIZDIRECTO/J.M.V.Acento gaditano en París, donde ayer se produjo el enésimo atentado contra la libertad, un acto terrorista perpetrado en la turística avenida de los Campos Elíseos y que costó la vida a un agente de policía y a su atacante. Se llama May Abad, trabaja en el sector de la energía y habla sin que le tiemble la voz: “No se puede vivir con miedo, aunque sé que a día de hoy vivo en una ciudad que está en el punto de mira de los terroristas”.

“Este ataque, aunque me ha tocado vivirlo de cerca, no es tan brutal como lo ocurrido en Bataclan o Niza. Psicológicamente no es lo mismo para los que estamos aquí porque no es un ataque masivo contra la población. Se palpa el miedo, lógico, pero viviendo aquí en París no te queda otra que asimilar ese miedo. Aunque es una ciudad muy grande y la probabilidad de que te pille cerca de un atentado de estos es mínima: al menos ayuda pensar en eso”, se dice en voz alta.

“Esta mañana nos contaba una compañera de trabajo que estaba de compras por los Campos Elíseos cuando se escucharon los disparos. La gente entraba corriendo y chillando en la tienda en la que estaba y cerraron las puertas. La cosa es que no sabían nada de lo que estaba ocurriendo, si era un atacante o varios, si seguían con armas por las calles. Eso genera mucha intranquilidad, sentirte en un lugar en el que acaban de atacar a bocajarro a dos policías. En parte consiguen lo que pretenden, crear terror”, lamenta May.

“¿Hay que sentirse seguro por el hecho de tener la ciudad plagada de militares con metralletas?”, se pregunta. “Porque es así, por todas las calles. Y queda demostrado que no”, responde.

En el horizonte cercano, a dos días vista, unas elecciones presidenciales en Francia. “No voy a negar que el marco político inquieta. El de Marine Le Pen siempre ha sido de base un partido racista y xenófobo, y de alguna manera se aprovecha, o saca rédito, del tirón de los atentados. Yo trabajo aquí como cualquier parisino y… ¿no estamos en Europa, donde se supone que hay unión, colaboración entre países?”, cuestiona.

“En París hay zonas en las que se respira odio a esa figura del extranjero… y eso, claramente, favorece a Le Pen”, insiste. “Hay barrios donde la mayoría de la población es inmigrante, personas totalmente integradas en la sociedad por una parte y otros menos integrados. Pero los europeos están mucho mejor vistos que, por ejemplo, los árabes. Eso es así”, diferencia.

¿Qué le dice a May su familia? “Desde Cádiz me lanzan un mensaje claro: no salgas de casa”. ¿Y qué hace esta gaditana? “Pues vida normal, qué vamos a hacer…”, concluye.