Soñar con Quedarse Embarazada

Mujer embarazada

El mundo de los sueños es el camino directo a nuestra mente, a todo lo que nos inquieta y todo lo que nos turba, a las preocupaciones, a las alegrías, a las penas, a los problemas o, simplemente, siendo el reflejo de nuestro subconsciente y algunas veces puede avisarnos sobre el futuro.

El significado de soñar con quedarse embarazada tiene muchas connotaciones aunque la principal es aquella que se traduce en la ilusión, en la pasión y la alegría, es el conseguir los restos y tener un nuevo camino que se anda. La analogía con este estado es que todo ello es similar a un ser que comienza a crecer en el interior de la persona.

Pero hay muchos otros significados dependiendo de cómo se ve, así si en el mundo de lo onírico aparece una embarazada o, por el contrario, somos nosotras mismas las que lo estamos se le puede sacar otros lecturas.

Soñar que se está en dicho estado sin estarlo realmente es muy común entre las mujeres, es muy generalizado e, igualmente, puede no tener nada que ver con lo que creemos en función del mismo.

Significado e Interpretación del Sueño

No significa que se vaya a quedar en cinta sino que tiene muchos simbolismos que pueden tener que ver con la creatividad del individuo, el tener una vida en formación supone e implica un momento de creación y está relacionado con ese aspecto.

Puede estar indicándonos que en la vida que tenemos falta emoción, creatividad, luchar por un nuevo proyecto o reto, resolver un dilema o conflicto interior; se debe potenciar todo lo que sea tener más originalidad, ser más novedoso, más imaginativo.

También nos puede decir que tenemos un lado dormido que aún no ha despertado y que quiere salir, algo que está callado de forma consciente  o inconsciente, algo que aún no se ha reunido la determinación para sacarlo y plasmarlo y es de esta forma tan significativa como nuestra mente se revela para decírnoslo.

Puede implicar realmente gestación pero no como se cree en el sentido de tener un nuevo miembro en la familia, puede ser otra cosa tal como un nuevo trabajo, una nueva relación sentimental o algo novedoso que va a entrar en nuestra vida en un periodo determinado de tiempo, todo llega para quién sabe esperar y, tal vez, ese momento deseado por nosotras está llegando.

Invita a la reflexión, a la  calma, a ser positiva, a recordar, a entrar en estados de ánimos más activos y favorables, a la ilusión, el estado de ánimo y el entorno-espacio del sueño nos indica el camino a seguir y la etapa que se debe cerrar o abrir, eso ya es la persona la que, en función de sus situación, debe saber y responder.

Si se está feliz en el mismo es un cambio a mejor en los profesional, académico, sentimental o espiritual, además se va a ser muy constructivo o imaginativo. Si por el contrario no se está feliz es sinónimo de lo negativo, de que algo no va bien, que puede ser una modificación a peor que genere desconfianza o tristeza.

Puede pasar que se sueñe que se está embarazada sin estarlo pero también que se esté y es positivo tanto como desearlo. Es sinónimo de estar viviendo una etapa muy intensa, muy profunda y que, a la vez, se es muy feliz.

Llegado a este extremo la persona sólo debe preocuparse de ser feliz, de vivir el momento, del Carpe Diem tan necesario muchas veces y al que tan poco se recurre. No debemos preocuparnos por nada, simboliza las buenas noticias, todo aquello que nos afecta en el buen sentido y repercute de manera importante. Hay magníficas predisposiciones.

Si se desear estar en cinta y no se ha podido aún este tipo de ensoñación nos lleva a intentarlo, indica el momento propicio para ello, la voluntad de gestar y tener una nueva vida, se debe seguir el instinto maternal siendo el entorno muy favorable para ello y la buena noticia alegrará a todos.

También es un evidente síntoma de aspectos que se deben cuidar así como tener más  capacidad de reflexión, creatividad, de argumentación, es tiempo de comprensión y de valorar los consejos que se nos dan.

En lo onírico se plasman todas las situaciones que se viven a diario que se arrastran desde un pasado, de deseos positivos, de voluntad, de ser constructivo, bondadoso, se tener el subconsciente activo y expectante, de creer en los nuevos proyectos vitales, de confianza en sí mismo, pero descanso y relajación, de dedicarnos tiempo.

Su significado no es negativo en absoluto y en general nos indica que al vernos que nos hemos quedado embarazadas, estamos preparándonos para nuevas situaciones que se nos van a presentar en un futuro no muy lejano.