El actor Tom Cruise quiere someter a su hija a un exorcismo

CÁDIZDIRECTO.- Las excentricidades de los actores y actrices de Hollywood no tiene, en muchas ocasiones, parangón. Uno de los más destacados famosos de la “meca del Cine” es el actor Tom Cruise, conocido por su taquilleras películas y por ser uno de los más firmes defensores de la llamada “Iglesia de la Cienciología”, considera como una secta en muchos países.

El actor es conocido por sus variadas relaciones amorosas y por querer, a toda costa, que su pareja de turno entre en la “fe” que él profesa: la Cienciología. Quizás debido a sus extrañas ideas, o fijaciones mentales, ahora quiere someter a su hija Suri, fruto de la relación con la actriz Katie Holmes, aun exorcismo. No ha visto a la pequeña desde que se separó de su mujer y se ha preguntado, como un extraño amor de padre “¿Cuál es la razón del distanciamiento?”. Y como un gurú de la Cienciología se ha respondido él mismo: “está poseída”.

Así al menos lo filtró el ex jefe de seguridad de la Iglesia de la Cienciología, Gary Morehead, a la cadena Radar Online, quien también hace ver el radicalismo del actor Tom Cruise: “Es fácil hacer que Tom deje de tener contacto con la niña gracias a estas historias. Una vez llegas a su nivel de comprosmiso, no necesitas mucho convencimiento”.

Para que piense de esta forma, indicaba Gary Morehead, ha tenido un notable peso el líder actual de la Cienciologóa David Miscavige, quién le habría convencido que Suri está poseída por Thetán, una especie de entidad malvada que controla la mente de la niña y que, para liberarla, necesitaría de un exorcismo.

La niña, de diez años, vive ajena a las ideas de su padre, pero dado el eco que ha tenido las declaraciones del ex jefe de seguridad a buen seguro la actriz Katie Holmes tomará las medidas oportunas para que tal ritual de “limpieza” no se realice. Para que tras todo esto habría un intento para conectar a la niña con la Cienciología.

Ni en el peor guión de su  peor película en su peor interpretación.