cadiz cf

“Ya son muchas, demasiadas, las personas que están muriendo en la calle en Cádiz”

CÁDIZDIRECTO. – La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en Cádiz ha convocado para esta tarde una concentración por la última persona sin hogar fallecida en Cádiz, concretamente en el Balneario de la Palma de la playa de La Caleta. Se llamaba Soraya y era natural de Cádiz.

Bajo el título “Que nadie más muera en la calle”, se ha leido el siguiente manifiesto:

“Aquí murió Soraya. Una vecina nuestra, que mucha gente conocía, de 41 años, que había nacido en el Puerto de Santa María, que tenía dos hijos y que las circunstancias de la vida la llevaron a vivir en la calle”.

“No somos nosotros nadie para juzgarla. Sólo hemos venido a expresar nuestro dolor. Hemos venido a solidarizarnos con ella y con sus hijos y familia”.

“Pero, con el corazón encogido de pena, también hemos venido a expresar nuestra rabia, porque ya son muchas, demasiadas, las personas que están muriendo en la calle en Cádiz”.

“Nuestro recuerdo se extiende a quienes murieron estos meses atrás”.

“Al joven Raúl de sólo 31 años que apareció muerto en la Plaza Macías Retes en diciembre del año pasado”.

“A José Joaquin que murió también aquí, en la Caleta, en marzo del año pasado”.

“A Antonio, que murió en diciembre de 2016 bajo el puente de la zona franca”.

“A Andrés que falleció en noviembre de 2016 en la Plaza de las Tortugas”.

“Y también debemos recordar a los que murieron en años anteriores, porque todos ellos tuvieron nombres y una vida que debieran haber podido terminar con dignidad”.

“A Pedro Luis que era de Cantabria y apareció muerto en Capuchinos en mayo de 2015”.

“O a José María, un sevillano que vivía en los pisos abandonados de los Chinchorros con su pareja y que apareció muerto en enero de 2015”.

“También en 2014 perdieron la vida dos personas en la calle. Una persona en abril en Canalejas y Antonio que murió en la Plaza de las Flores en noviembre de 2014”.

“Y podríamos mirar atrás para recordar que en 2013 también murieron otras dos personas, una de ellas fue Antonio que llamaban el portugués que apareció muerto en la calle San Francisco”.

“La muerte de Soraya se suma a todas estas muertes trágicas que no olvidamos. Algo está pasando para que mueran tantas criaturas que tenían toda la dignidad que deben tener todas las personas. Y desde aquí reclamamos que se analicen cuáles son las circunstancias que provocan que haya tantas personas que pierden la vida en nuestras calles”.

“Y no queremos culpar a nadie en concreto de la muerte de Soraya. Como otras veces expresamos que estas muertes son responsabilidad de todos, de la sociedad, de los colectivos sociales, de los medios, y sobre todo y muy especialmente de las administraciones en sus diferentes niveles”.

“Se trata de un doloroso fallecimiento, que tal vez nadie podía haber evitado, pero lo que sin duda es cierto es que de haberse adoptado las medidas necesarias podría haberse consolado su sufrimiento”.

“Medidas que al menos desde la APDHA venimos reclamando una y otra vez sin que se pongan en marcha con la suficiente celeridad”.

“Del Centro de Baja Exigencia que se iba a hacer en San Juan venimos hablando desde hace mas de un año y todavía no han empezado las obras”.

“No se puede echar sobre las espaldas de la policía local la información sobre los recursos a las personas sin hogar, porque lo que hace falta no es sólo información, sino sobre todo atención en la calle, con un equipo de profesionales multidisciplinar (sanitarios, psicológicos, mediadores, atención a drogodependencias…) que se dijo que se iba a plantear, pero del que no se sabe nada”.

“Es verdad que se toman algunas medidas, como la del Palillero que no sabemos que recursos dispone ni que resultados pueda tener, pero que son ciertamente insuficientes, pero sigue sin haber un plan de conjunto, un plan integral que, de solución a las personas sin hogar en la ciudad de Cádiz. Y siguen sin funcionar los mecanismos participativos como la Mesa de Personas Sin Hogar que todos los colectivos podamos unirnos y participar en la puesta en marcha de planes y medidas imprescindibles”.

“Sin ese Plan desde luego difícilmente se pueden plantear medidas de conjunto e innovadoras que en otras capitales si que se están intentando poner en marcha”.

“Tenemos que recordar sin embargo la labor directa y desinteresada de algunos colectivos en esta ciudad, que acompañan, dan calor y apoyan a estas personas que, por las razones que sea, han terminado durmiendo bajo un cartón en las calles de Cádiz”.

“Amigos, amigas. No queremos volver a concentrarnos. No queremos que se vuelvan a producir más muertes en la calle. No queremos que nos tengamos que encontrar de nuevo para expresar pena, dolor y rabia. Una muerte es inadmisible. Todas las que hemos enumerado son ya absolutamente insoportables. Por Soraya, Raúl y Joaquín, por Antonio, Andrés, Pedro Luis, Jose María y todos cuantos han muerto en la calle. Os pedimos un minuto de silencio”.