Diez lugares de Cádiz que ya no existen y en los que la gente sigue quedando

Plaza de toros de Cádiz, en la actualidad plaza de Asdrúbal.

Ni mucho menos es un caso exclusivo de Cádiz, seguro que ocurre en mil y una ciudades a lo largo y ancho de la geografía nacional, continental y mundial. Pero en Cádiz es todo un clásico que sigue heredándose de abuelos a hijos y de hijos a nietos y que convierte en inmortales a numerosos sitios y emplazamientos de la capital gaditana.

Son aquellos lugares que ya no existen, que han cambiado de nombre o que en la actualidad ya no cumplen su función original, pero cuyas antiguas denominaciones siguen siendo utilizadas por los gaditanos para referirse a ellos o para convertirlos en punto de encuentro para quedar o de referencia para encontrar un destino.

Existen muchísimos más, pero en las siguientes líneas hemos querido seleccionar diez de los más clásicos, los que un gran número de gaditanos siguen mencionando día a día cuando tienen que hacer un mandao, llevar un papel o encontrarse con unos amigos.

Hospital del Mora

No importa que en 1990 cerrará sus puertas para dejar de albergar consultas, salas de curas o quirófanos en su interior y que poco después pasara a convertirse en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales… los gaditanos siguen quedando en el Hospital de Mora o en el árbol del Mora cuando van juntos a la playa de La Caleta.

Aunque una vez concluidas sus obras de construcción en 1903 se puso sobre la entrada principal Hospital de San José, posteriormente se cambió el texto para colocar Hospital de Mora en referencia a José Moreno de Mora, gran benefactor de la provincia y encargado de financiar su construcción. La inauguración oficial del edificio tuvo lugar  el 11 de febrero de 1904.

Telegrafía sin hilos

Una de las primeras estaciones de telegrafía sin hilos de España se construyó en Cádiz en los albores del siglo XX. Se encargaba de la transmisión de señales de telegrafía eléctrica sin cables, es decir, a través de la comunicación inalámbrica, y estaba ubicada junto en la actual avenida Cayetano del Toro, muy cerca del estadio Carranza.

Los avances tecnológicos que se han producido a lo largo de todo un siglo de inventos no han originado cambios en la denominación de esta zona de la ciudad, que actualmente acoge una zona de jardines y de parques infantiles que siguen recibiendo el nombre de Telegrafía sin Hilos.

 

Antiguo Cine Andalucía.

 

Cine Andalucía

El antiguo Teatro Andalucía, también conocido como Cine Andalucía, es otro de los clásicos que se resisten a desaparecer del vocabulario de muchos gaditanos a pesar de que cerró sus puertas hace 23 años. En su antigua ubicación existe hoy día un bloque de pisos, un parking subterráneo y un supermercado, amén de otros negocios más pequeños.

Fue inaugurado el sábado 16 de abril de 1949 con una doble función de zarzuela de la compañía de la Compañía Lírica de Luis Calvo. Acogió el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas durante los años en los que se estaba restaurando el Gran Teatro Falla (1987-1990). Cerró sus puertas el domingo 10 de enero de 1994 con la proyección de la película Todos a la cárcel. Tras su demolición, en el solar fue hallado una factoría fenicia de salazones.  

Plaza de Toros

La actual plaza de Asdrúbal acogió hasta mediados de los años 70 la plaza de toros de Cádiz y es por ello que son muchos gaditanos, obviamente los más veteranos del lugar, los que se refieren a esta zona de extramuros por su antiguo carácter taurino.

La plaza de toros de Cádiz, con capacidad para más de 11.000 personas, fue inaugurada el 30 de mayo de 1929. Con el inicio de la Guerra Civil, su fachada fue utilizada como paredón de fusilamientos, lo que provocó que muchos gaditanos dejaran de acudir a los eventos que se celebraban allí. La última corrida se celebró el 16 de julio de 1967, a cargo de los matadores Juan Antonio romero, Paco Camino y El Cordobés. El 19 de julio de aquel año fue clausurada por ruina, aunque no fue derribada hasta el 15 de mayo de 1976.

Las Pérgolas

Fue una de las discotecas más emblemáticas del Paseo Marítimo y de toda la ciudad de Cádiz. El local sigue abierto y ofreciendo idéntica fórmula de ocio a gaditanos y veraneantes, pero hace muchos años ya que dejó de llamarse Las Pérgolas. Aunque eso no importa, da lo mismo el nombre que reciba en la actualidad, porque si alguien quiere indicarte en qué zona de la playa Victoria coloca su sombrilla los domingos, no te va a decir frente a Paseo Once, sino frente a Las Pérgolas.

 

Desaparecido Pabellón Fernando Portillo.

 

Pabellón Portillo

Van a cumplirse diez años del derribo del Pabellón Fernando Portillo, santo y seña del deporte para cientos de gaditanos. Y a pesar de que su antiguo emplazamiento sigue siendo un solar medio olvidado, aquél lugar será conocido siempre como el Pabellón Portillo. Miren por ejemplo cualquier folleto de venta de pisos en la capital: Ático de dos dormitorios. Dos cuartos de baño. Zona Portillo.

El mítico pabellón fue construido a finales de los años 60 y pronto se convirtió en todo un referente en la capital, ya que no sólo fue utilizado para competiciones deportivas, sino que también acogió grandes exposiciones, mítines políticos y hasta fue sede de la elección de Miss España 1970. En octubre de 2008 era derribado para dar paso a un nuevo y moderno pabellón cuyo proyecto, diez años después, sigue sin ver la luz.

Fábrica de Tabacos

El actual Palacio de Congresos de Cádiz está construido aprovechando las estructuras de la antigua fábrica de tabacos y sobre el solar de la antigua alhóndiga de la ciudad, de ahí que más que por palacio se le siga conociendo como fábrica entre los gaditanos.

Construida en 1741, fue una fábrica moderna, la mejor de su tiempo, con capacidad para más de dos mil trabajadoras. A finales del siglo XX, tras dejar de cumplir sus funciones con el traslado de la actividad tabaquera a una nave a la entrada de Cádiz, el edificio fue remodelado hasta albergar hoy día el Palacio de Congresos.

Campo de las Balas

Colindante con el actual Parador Hotel Atlántico, el Campo de las Balas es hoy día un aparcamiento privado de coches y ya no existe rastro alguno de disparos ni de balas en su emplazamiento. A comienzos del siglo XX, el terreno pertenecía al Real Tiro Nacional de Cádiz, cuya junta directiva decidió ceder las instalaciones para que el Español de Cádiz CF -precursor del actual cádiz CF- jugará allí sus partidos.

Posteriormente, la zona continuó vinculada a los poyectiles y las armas, pues acogió dependencias militares de los antiguos cuarteles del castillo de Santa Catalina. A finales de los años 90 finalizó el uso militar de una explanada con luces y sombras a lo largo de las últimas décadas y que parece que en un futuro próximo acogerá nuevas instalaciones deportivas de la UCA.

Cuarteles de Varela

Otra de las zonas de Cádiz que en un pasado reciente cumplieron funciones de formación militar. Aunque ahora recibe el nombre de Jardines de Varela, para muchos siguen siendo los Cuarteles de Varela, en plena avenida de Andalucía y a tiro de piedra de la plaza de toros… perdón, de la plaza de Asdrúbal. Fíjense si los cuarteles siguen estando presentes en la memoria de la ciudad, que hasta la parada de autobús que se encuentra en aquella zona es anunciada por los altavoces del trasnsporte público como Cuarteles de Varela.

Balneario

En los años treinta del pasado siglo se derribó el viejo Balneario Victoria de Cádiz para dar paso a un lujoso hotel. Aunque anteriormente se levantara otro alojamiento turístico en el lugar, hoy día es el Hotel Playa Victoria quien ocupa ese área a la que muchos siguen refiriéndose como Balneario. Algunos de nuestros padres o familiares siguen diciendo que van al Balneario y no a la playa Victoria. A modo anecdótico, como ocurre con los Cuarteles de Varela, el autobús urbano se refiere a la parada que está justo en la esquina del Mcdonald como Balneario…