Brutal caso de canibalismo, brujería y rituales africanos en el Polígono Norte de Sevilla

Suceso estremecedor el que ha tenido lugar en Sevilla en el que se da una mezcla entre salvajismo, canibalismo, brujería, superstición, ritos africanos y que pudo haber terminado en tragedia.

Trasladémonos a una zona de la ciudad como el Polígono Norte cuando la Policía Nacional debió de intervenir debido a que una mujer había agredido brutalmente a su compañera de piso a la que le había mordido en la mano hasta arrancarle dos dedos.

El atroz hecho no sólo queda con la amputación de ambas extremidades de la mano sino que, además, se los comió y también intentó sacarle las tripas con el mismo propósito.

Los estremecedores hechos

Este increíble suceso tuvo lugar a las 18:15 h. del pasado sábado 18 de septiembre cuando en un piso de la calle Virgen de Escardial se escuchó una fuerte discusión con gritos y golpes. Los vecinos llamaron a las fuerzas del orden que acudieron a la vivienda. Al entrar en la casa se encontraron a las dos mujeres en el suelo, una sobre la otra que presentaba una fuerte herida, todo ello en presencia de una niña de seis años de edad, hija de la presunta agresora.

Se procedió a detener a esta imputándole un delito de homicidio en grado de tentativa. La mujer, de 45 años de edad, es de nacionalidad keniata y su víctima, de 48 años, es congoleña. Los expertos afirman que de no haber intervenido la Policía Nacional podría haberse consumado el asesinato que ahora es objeto de una investigación por parte de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM).

Al parecer todo comenzó cuando una de las mujeres lanzó una botella de agua con sal a la otra que la acusó, por ello, de brujería. La agresora, creyendo poseída a la víctima, se arrojó sobre ella dándole un golpe en la cabeza que la dejó en el suelo. En el ataque, al usar las manos como escudo, le arrancó dos dedos a mordiscos que se comió; en un acto de superstición y creencias, para tratar de sacar al demonio del cuerpo de esta, intentó rajarle la barriga para sacarle las tripas e, incluso le introdujo una piedra en el ano. La escena era más propia de una película de terror que de la realidad.

Te Interesa:  El secreto de la reencarnación: ¿Es posible vivir otra vida?

La intervención policial salvó la vida a la mujer congoleña que fue trasladada al hospital y la agresora llevada a las dependencias policiales donde ingresará en prisión habiéndosele retirado la custodia de la niña de seis años.

Casos de rituales

No es la primera vez que ocurren hechos relacionados con creencias y ritos africanos o caribeños en Sevilla, ya en la localidad de Cantillana aparecieron varios animales sacrificados en lo que podría ser un ritual de Santería o afrocaribeño. Igualmente operan diferentes organizaciones criminales que someten a explotación sexual a sus víctimas amenazándolas con temas de maldiciones de vudú y hechos que le tienen realmente pánico como es el fenómeno de la zombificación.

El pasado domingo me entrevistaban sobre estos hechos, en una cadena de radio, donde pude explicar que toda esta tradición del vudú y la zombificación es real -en cuanto a creencias- y que el fenómeno del zombi es cierto pero no como en las películas -gore- sino que es fruto del uso de una potente droga que da el pez globo y que puede dejar a una persona en estado de catalepsia profunda. Esto es real y este tipo de organizaciones de apoya en ello para sembrar el miedo y extorsionar a la muchas personas.

En el caso del suceso del Polígono Norte de Sevilla no tenemos más que un claro ejemplo de los que son estas prácticas y la brutalidad, llevada a su extremo, en cuanto a este tipo de creencias.